martes, 28 de abril de 2009

Poesía en la feria del libro

Con un homenaje al poeta Rafael Alberti, mañana en la 35 Feria del Libro de Buenos Aires se abrirá el IV Festival Internacional de Poesía, donde participarán escritores, cultores del género, directivos de organismos de la lengua y críticos nacionales y extranjeros. Entre los invitados internacionales estará Aitana Alberti, la hija del poeta español y el canadiense Stéphane Despatie; Ricardo Bellveser, director del Instituto de investigaciones "Alfonso el Magnánimo" de Valencia y Graciela Aráoz, presidenta de la Sociedad Argentina de Escritores y Escritoras, quienes abrirán mañana el evento. (nota completa)
Fuente: El Argetino

lunes, 27 de abril de 2009

Espías en red

Tiempo atrás, el escritor y periodista Tom Hodgkinson trepó el muro y vio qué se escondía detrás para luego contarlo en una investigación del periódico británico The Guardian.El intrépido Tom corrió la máscara de Facebook, la red social que en sólo dos años –desde que se abrió a todo el mundo– sumó a 200 millones de usuarios que desnudan su intimidad en la Web.¿Qué vio Hodgkinson, entonces? Que, agazapados atrás de ese joven brillante de Harvard llamado Mark Zuckerberg, creador de Facebook, asoman socios de linaje neoconservador y férreos vínculos con la CIA. El resultado del informe es, sin dudas, una trama intrigante de espías e inversiones millonarias, aplicada a un panóptico universal que encontró en las nuevas tecnologías una herramienta, al parecer, implacable. (Nota completa).
Fuente: El Argentino

domingo, 19 de abril de 2009

Excelente nota de Ragendorfer sobre lo que los medios llaman inseguridad

A tono con aquel latiguillo para justificar los dichos vertidos por Susana Giménez, bien se podría decir que los vecinos de Valentín Alsina “lincharon desde el dolor”. Al parecer, poco beneplácito les habría causado que el fiscal Enrique Lázzari –tras llegar al lugar en el que poco antes un chico de 14 años acribilló al camionero Daniel Capristo– dijera al respecto: “Es un menor, y no se puede hacer mucho”. Esos nueve vocablos bastaron para desatar un episodio sin precedentes en materia de bestialidad ciudadana. Un vendaval de puñetazos y patadas se precipitó sobre el funcionario judicial; lo apalearon en el suelo y hasta recibió un ladrillazo en la espalda, luego de que la jauría humana lo persiguiera durante dos cuadras. La agresión también fue para el secretario de Seguridad de Lanús, Reinaldo Simone. Todos los canales de noticias transmitían los incidentes en vivo. Ante semejantes circunstancias, el movilero de TN, Francisco Urrutia, apeló a las siguientes palabras:–Fíjense la indignación que hay. La bronca de los vecinos es más que clara, más que genuina. Toda una metáfora para un país en el que la seguridad es reclamada por una sociedad cada vez más violenta.Los acontecimientos se habían desencadenado alrededor de las 21 del miércoles, cuando Facundo Capristo, de 24 años, estacionó su Fiat Palio en la esquina de Florida y Jean Jaurès. Estaba con su novia y un hermano de cinco años, cuando, de golpe, vio el caño de un arma junto a la ventanilla. “¡Dame las llaves!”, fue la frase de su portador. El joven, tras entregarlas, pidió que le dejara sacar al nene del vehículo. El atacante accedió. Y mientras éste ascendía a la cabina, se le escapó un disparo que atravesó un parlante.En ese preciso instante, Daniel Capristo, de 45 años, salió a la calle. Segundos después, agonizaría con nueve tiros en el cuerpo para morir mientras los vecinos lo llevaban al Hospital Evita Pueblo. Entonces quedó instalada la creencia de que había sido asesinado a sangre fría, casi por diversión. Recién a la noche siguiente trascendería, casi como al pasar, que la víctima –quien tenía varias armas registradas a su nombre– en realidad apareció empuñando un revolver Taurus calibre 38, y disparó contra el ladrón. A partir de entonces, lo ocurrido dio un giro –imperceptible para la opinión pública–, puesto que, en el aspecto técnico, se trató de un caso fallido de justicia por mano propia; es decir, un hábito que, según lo demuestran las estadísticas, suele ser para sus cultores un pasaporte al más allá, sin que ello, desde luego, atenúe la brutalidad de sus decesos.En cambio, los medios no dejaron de bombardear datos sobre el asesino. El Dani, nacido y criado en la Villa 21, de Barracas, pese a su corta edad ya era un viejo pájaro de cuentas. Ríos de tinta corrieron esta semana sobre su currículum: a los 11 años fue arrestado con un arma de guerra; al tiempo, participó de un asalto, también se le adjudica el robo de una moto y, hace casi un mes, fue relacionado con el crimen de Ángel Giacardi, el repartidor de garrafas que pagaba peaje para vender en la villa.Sin embargo, el trabajo periodístico no fue tan minucioso con respecto al sitio en el que se crió. En la Villa 21, unas 40 mil personas viven en condiciones de marginalidad extrema, y 18 mil son menores. La mayoría está siendo aniquilada por el paco. A su vez, los registros dan cuenta de 100 madres que fueron a inscribir a sus hijos en las escuelas zonales sin conseguir vacantes. Los números también revelan que el 99 por ciento de los chicos tiene por lo menos un tipo de parasitosis, debido a la precariedad de las conexiones de agua y la falta de servicios cloacales. Tampoco hay asistencia sanitaria, ya que a los pibes ni siquiera los reciben en los centros de atención de adicciones cuando llegan contaminados por las drogas.Durante la tarde del jueves, unos cuatro mil vecinos convergieron en la plaza de Valentín Alsina para peticionar medidas urgentes contra la violencia urbana. Y ante todo micrófono que se les puso a tiro, expresaron sus ideas al respecto. La prima de Capristo, por caso, dijo: “La pena de muerte es un regalo; habría que mutilarlos antes”. Un tipo, que se identificó como Diego Díaz, sostuvo: “Hay que colgar a los chorros en los postes de luz, y la televisión tiene que mostrar cómo se desangran”. Otro sujeto portaba un cartel con la siguiente propuesta: “Control de la natalidad”. Es de suponer que muchos de los presentes habían participado la noche anterior en la criminal agresión al fiscal Lázzari. Los movileros, sin embargo, no repararon en el asunto. Y ellos lucían inmutables, como si la responsabilidad penal no los alcanzara.Lo cierto es que los pibes chorros habían copado la agenda policial de la semana, junto a su correlato jurídico: la baja cronológica de la imputabilidad, cuando los robos seguidos de muerte realizados por menores constituyen –según datos del Ministerio de Justicia bonaerense– apenas el 0,7 por ciento del total de homicidios.Mientras tanto, en el lapso que comprende el asesinato de Capristo y el cierre de esta nota, sólo hubo otro delito contra la propiedad digno de ser mencionado: el ataque a tiros a un escribano en Temperley para robarle el auto. En cambio, por esas mismas horas, un tipo mató en Bahía Blanca a su mujer con un bate de béisbol. Y un imprentero de Pompeya corría una suerte similar en un hecho pasional. A ello se le suma el increíble disparo efectuado por un automovilista a otro en Villa Crespo por una discusión de tránsito. Y el enfrentamiento armado entre alumnos de una escuela nocturna de Santiago del Estero. Nada demasiado importante: en ninguno de estos casos sus hacedores eran menores criminalizados.
Fuente: elortiba.org

sábado, 18 de abril de 2009

A escuchar La Bloguera por Radio América

La 1190 le dio un espacio a esto que tanto nos gusta, los blog. El programa se llama así, La Bloguera y está conducido justamente por algunos de nosotros, blogueros que muchos de los que merodeamos por la web ya conocemos y leemos de vez en cuando. El nivel del programa es muy bueno y le da cabida a las diversas temáticas que abarcan cada uno de los posteadores consuetudinarios. El ciclo va de lunes a viernes de 21 a 22 hs por Radio América y tiene un blog que rescata todos los programas. A ponerse al día si es que aún no lo escucharon.

viernes, 17 de abril de 2009

Julián Centeya, otro viejo sabio

Me quedé enganchado con Ardizzone y me vino a la cabeza una frase del gran Julián Centeya que le habla en uno de sus versos a un compadre "en el nombre del penúltimo presenciador del alba"... y sigue. Lo quieren escuchar ustedes, se llama así Compadre y está en esta genial página de El Ortiba. Además hay otra perlitas.

miércoles, 15 de abril de 2009

Conozcan algo del gran Osvaldo Ardizzone

Yo lo conocí a través del programa en el que participo en Radio Nacional, La Fonola. Lo quiero compartir con ustedes en este texto de su autoría, ahí va...

(Por Osvaldo Ardizzone).- ¿Por qué es que corre tanto usted, señor? ¿No ve que arriba hay un cielo azul y un rebaño de nubes de algodón y abajo esa muchacha de vestimenta azul con los ojos cargados de aventura? ¿Por qué es que usted se apura tanto, señor? ¿No ve que anda la vida?

Juan… Ya estamos al borde del Borda… De tanto correr, no vemos ni medio. La vida, el tiempo, se te piantan como los árboles del camino al paso del tren…
De purrete, cuando iba sentado a la ventanilla, en la aventura ferroviaria de un tren que me parecía de juguete, no me podía explicar ese vértigo de los durmientes que se desplazaban como si quisieran atraparme, ni de esos árboles que se me iban quedando atrás. En esos años en que nunca supe qué era la prisa, la urgencia, los objetivos, las metas, eso de aprovechar el tiempo.
En cambio, ahora me atemoriza, me desconcierta, esa descontrolada y ambiciosa necesidad de llegar, de ganar, de alcanzar, de poder, en esa angustiante alternativa del ahorro o nunca…
¿Te acordás, Juan de aquellas caminatas sin rumbo por las calles quietas del atardecer, charlando de cualquier cosa, de nada quizá, de todo, tal vez, pero con el tiempo para mirarnos a los ojos, para conocernos por dentro, para cambiarnos las esperanzas limpias, los sueños de alas cortas…? Para recalar en el estaño de un boliche de gente laburante y compartir las pausas de un aperitivo mientras en la vitrola, ya casi afónica, se molía un tango de Homero en la voz de Florentino, del Gordo Troilo…
Para tirar la bronca contra el capataz ortiva, para “perderse” un rato discutiendo si el bocho del maestro Pedernera andaba por ahí con la elegancia del Huevo Pontoni… Para irse a paso lerdo, tarareando los versos de Romance de Barrio… Puteando, por ahí, contra la vida, pero queriéndola a tu manera, al menos con el techo seguro, con un fin de mes sin angustias, sin berretines de hacerte rico, sin soñar con el BMW, ni la pantalla color…
Escuchando a ese colifa lindo que hacía versos de amor o dedicados a la amistad, discutiendo si había sido mejor Alem que Alfredo Palacios, mientras no faltaba aquel piantao de la Constitución que te recitaba de memoria el Artículo 14… ¿Te acordás? Yo casi me lo olvidé… “Nos, los representantes del pueblo de la Nación Argentina, reunidos en Asamblea General…” ¿Sabés, Juan, que siempre me sacaba un 10 en Instrucción Cívica con el profesor Javier López que era un gran camarista, según nos decía a los alumnos…?
Se acabó, Juan. El país, desgraciadamente, es Nimo, sí, el periodista, el Crítico Nº 1, Guillermo Nimo. El país es Nimo bailando un tango por televisión en un lamentable grotesco dirigido por los abnegados apóstoles de nuestra música ciudadana… El país es un campeonato de furcios organizado por Gerardo Sofovich para luego concluir en una apasionada rueda final entre los más famosos “furcistas” del país, hasta consagrar al rey del furciómetro.
¿Y todos nosotros, qué? Resignados miembros de la desamparada gilada que juegan apuestas a ver quién gana, en tanto, detrás de las bambalinas, los amos del divertimento ligero, frívolo, ni siquiera humorístico, siguen preparando redes, siguen armando tramperas para ingenuas y mansas palomitas torcazas… El país es Guillermo Nimo es la polémica en el bar asombrado con su seleccionado exclusivo. El país es la comicidad repetida ya “imbancable” de un Minguito que apenas si es una mueca del analfabetismo que invade el país… El país es la Albinoni “encontrándose” detrás de un árbol un director de financiera con una pasaje de avión y la promesa de un viaje de negocios al estrecho del Bósforo… El país es la quiniela disfrazada que se vende por radio. El país es el garito legalizado donde se puede “escolasear” carrera por carrera como en los años pecaminosos del “demócrata” Barceló. El país es el fútbol triste de todos los domingos, el fútbol triste de la selección campeona del mundo, los embargos que persiguen a Boca, la investigación privada a Consoli, la neurosis de Maradona.
El país es este miedo que nos agobia con tanta inseguridad, con tantas incertidumbres, con tanto desconcierto. El país es el purrete que extiende la mano en el tren, en el subterráneo, es el vecino de mi casa cuya mujer vende mercadería que fueron el precio de su despido, después de treinta años de trabajo. El país es el discurso del capitán de ingenieros Álvaro Alsogaray, ex ministro de economía, para explicar las causales del deterioro de nuestra balanza de pagos.
El país es la gente que corre por las calles de nuestro Wall Street de diez de la mañana hasta las cuatro de la tarde, especulando con el dato que le viene de buena procedencia, jugándose la vida al alza del dólar, comprando, vendiendo, gastándose el alma, los sueños, a esa fiebre de la moneda verde, que es la única que le proporciona una esperanza, aunque sea sórdida. El país es el lenguaje esóterico del bono, de las tasas de interés, de la tablita, del complejo Yaciretá, del producto bruto…
El país es una pena, Juan, una gran pena…
Fuente: Portal de la UTBBA

viernes, 10 de abril de 2009

Tildados en Radio File

Perdonen que insista con esto, pero quiero que se lo graben. Todos los sábados y domingos, con repeticiones a las 13 y 18 hs., sale el programa de la radio de archivos que se dedica a rescatar errores, furcios, actos fallidos y frases desafortunadas de los medios. Ingresen acá y escuchen no sólo Tildados, sino toda la programación de Radio File que además tiene la mejor música.

martes, 7 de abril de 2009

El Esquizonauta y Protometálico, dos libros fabulosos


A pesar de la falta de tiempo para postear, sepan disculpar los queridos amigos que siempre se dan una vuelta, esta vez me hago unos minutitos para recomendarles unas lecturas alucinantes. Sí, se trata de un amigo, pero eso no quiere decir nada. Resulta que Néstor Morosetti es un escritor de la puta madre. Lo conocí en un quinto año que hice a la noche en el La Salle de Ramos Mejía para terminar el maldito secundario. Lo vi sentado cerca mío, barbado, con la mirada perdida y unos ojos azules singulares. Entablamos amistad rápidamente y nos propusimos formar un grupo de música. Así con otro amigazo, Hernán Galiano conformamos lo que se llamó Shiva, una banda que hizo su pequeña historia en el oeste bonaerense. A pesar de que luego Néstor partió hacia otros destinos, siempre seguimos vinculados como hasta ahora. Como me dijo él una vez, somos hermanos espirituales. Hoy desde el Palomar profundo Néstor sigue escribiendo y cada vez se supera más a sí mismo. Hace poco se ha "informatizado" y gracias a la web sus textos están al alcance de todos. Les dejo sus blogs para que bajen o apaguen las luces y disfruten. Uno es El Ezquizonauta, como su primer libro, y el otro, Protometálico, escritos que pueden encontrar en algunas librerías de la calle Corrientes. Acá está ofrecido en Cúspide. Lean a mi querido hermano, yo sé lo que les digo, no se van a arrepentir.

domingo, 5 de abril de 2009

Carta de Jorge Lanata a los lectores de Crítica a modo de despedida

Hace muchos, muchos años decidí vivir de acuerdo a lo que pienso. Vivo, entre otras contradicciones, la de levantar empresas sin decidirme a ser un empresario: no creo que el dinero otorgue la razón, ni siquiera que sea un mérito tenerlo. Siempre me causó gracia esa costumbre que lleva a los demás a felicitar al dueño de un auto o una casa nueva, “Te felicito”, dicen. Nunca te felicitan por tener una idea. Dirigir un diario exige no sólo luchar para captar lectores, tener buenas notas, comunicarlas con ingenio, pelearse con los otros medios, el poder, etc., sino también desvelarse por la distribución, el costo del papel, los ajustes de salarios, la falta de publicidad, las estrategias de crecimiento, los bancos y las cuentas. Comencé esta empresa con un veintiocho por ciento de su propiedad y después de volver –otra vez– a vender una casa y poner mis ahorros pero el vértigo del primer año paralelo al crecimiento del proyecto, llevó a que el necesario aporte del resto de los socios redujera mi participación a un 5%. Una empresa, claro, no sólo depende del dinero para comenzarla, sino del flujo para mantenerla mientras se estabiliza. Vivo de mi trabajo, no tengo capital y realmente no soy útil en la desgastante pelea entre quienes disponen del dinero y quienes lo gastan en la producción. (Carta completa)
Fuente: Crítica de la Argentina

sábado, 4 de abril de 2009

Recrudecen despidos en El Mercurio y en otros medios chilenos y extranjeros

El Mercurio de Santiago “desvinculó” a 34 periodistas en las últimas dos semanas, incluyendo a Raquel Correa, Blanca Arthur y Mauricio Carvallo, figuras antiguas en el diario de Agustín Edwards. La empresa despidió en total a unos 130 trabajadores, incluyendo personal técnico y administrativo, que se estima aumentarán a 200 en los próximos días. A estos últimos despidos deben sumarse otros 41 acaecidos antes en El Mercurio de Valparaíso, 30 personas en noviembre-diciembre de 2008 y otras 11 en lo que va del año 2009. (Nota completa)
Fuente: Felap

viernes, 3 de abril de 2009

Jorge Lanata renunció a la dirección del Diario Crítica

La noticia comenzó a circular desde temprano: Jorge Lanata había renunciado a la dirección del diario Crítica de la Argentina. En diálogo con allegados al fundador de Página/12, Perfil.com constató que el periodista no dirigirá más el matutino que sale desde hace algo más de un año.
Lanata vendería el 5% de sus acciones al español Antonio Mata (ex titular de Aerolíneas Argentinas y dueño del mayor paquete accionario del diario). El periodista no habría llegado a un acuerdo con los nuevos propietarios (desde noviembre pasado) acerca del presupuesto periodístico necesario para el funcionamiento de Crítica de la Argentina. Sin embargo, seguiría escribiendo en el diario dos veces por semana.
De esta manera, se disuelve la junta accionaria que formó parte de la fundación del diario. Primero se fueron el ex juez Gabriel Cavallo y el abogado Roberto Jacoby, mientras que ahora le tocó el turno a Lanata. Mientras tanto, los trabajadores del diario esperan novedades sobre quién reemplazará al creador de Día D, que volverá a la televisión por Canal 26.
Fuente: Perfil.com