jueves, 31 de octubre de 2013

Podemos ser héroes



Yo, yo desearía que pudieras nadar
como los delfines, como nadan los delfines
Aunque nada, nada nos mantendrá juntos
Podemos derrotarles, para siempre
Podemos ser héroes, sólo por un día

Yo, yo seré rey
Y tú, tú serás reina
Aunque nada les ahuyentará
Podemos ser héroes, sólo por un día
Podemos ser nosotros mismos, sólo por un día

Yo, yo puedo recordar
-puedo recordar-
De pie, al lado del muro
-al lado del muro- Y las pistolas disparando sobre nuestras cabezas
-sobre nuestras cabezas-
Y nos besamos
como si nada pudiese caer
-nada puede caer-
Y la vergüenza estaba en el otro lado
Oh podemos derrotarles, para siempre jamás
Entonces podriamos ser héroes, sólo por un día

Podemos ser héroes,
podemos ser héroes.
Podemos ser héroes
Solo por un día Podemos ser héroes...

David Bowie

lunes, 28 de octubre de 2013

Viejo Lobo!, cuando me toque ir a escucharte en vivo quiero este tema de fondo

Es un día perfecto. Bebiendo sangría en el parque. Y más tarde, cuando se haga oscuro, irnos a casa. Es un día perfecto. Dando de comer a los animales del zoo. Luego ver una película, y luego a casa. Oh, es un día perfecto. Me alegro de haberlo pasado contigo. Oh, que día tan perfecto. Estoy colgado por tí. Estoy colgado por tí. Es un día perfecto, nadie hace caso de los problemas. Pasando el fin de semana solos es tan divertido. Es un día perfecto, me has hecho olvidar de mí mismo. Creí que era otra persona, una buena persona. Oh, es un día perfecto. Me alegro de haberlo pasado contigo. Oh, que día tan perfecto. Estoy colgado por tí. Estoy colgado por tí. Uno recoge lo que ha sembrado. Uno recoge lo que ha sembrado. Uno recoge...

domingo, 27 de octubre de 2013

Antes de votar estuvimos Rugiendo en la Tele!

Antes de cumplir con nuestras obligaciones cívicas de hoy domingo legislativo, ayer sábado, de 12 a 15 hs., estuvimos despuntando el vicio musical en vivo en el ciclo "Mi historia, mi Tierra", de nuestros amigos Marcelo Benítez, el Gaucho Hernández y Gaby en PS+, el canal 108 Digital de Cablevisión, donde nos trataron como verdaderos dandys. Gracias compañeros y se viene la presentación del próximo sábado 9 de noviembre en Sinfonía de un Sentimiento en Alsina 725 a partir de las 21:30 hs. Aquí les dejo el mapita para que lleguen sin problemas!

viernes, 25 de octubre de 2013

Cuál es la profesión mejor paga en la Ciudad de Buenos Aires

La Dirección General de Estadística y Censos –dependiente del Ministerio de Hacienda- elaboró un minucioso informe en el que precisa la cantidad de empleos formales que hay en la ciudad de Buenos Aires, el número de empresas y cuáles son los sueldos promedio. El estudio pone la lupa sobre las principales actividades económicas que se desarrollan en el distrito porteño y los divide en cuatro grandes grupos. Servicios: Empresariales (privados); de Intermediación financiera; Comunicaciones; Sociales y de Salud (privados); de Transporte Terrestre; de Hotelería y Restaurantes; Informáticos; Culturales, deportivos y de esparcimiento; de enseñanza (privada). Comercio: mayorista; minorista. Industria manufacturera: Fabricación de productos químicos (incluye sector farmacéutico); elaboración de productos alimenticios y bebidas; de productos textiles e indumentaria; Editoriales e industrias gráficas. Construcción: (privada) Con respecto al nivel de ingresos, el informe indica que la remuneración bruta promedio en la Ciudad -incluidos todos los rubros mencionados- es de $8.017. El mejor salario lo tienen los empleados de Servicios que se desempeñan en el sector de Intermediación financiera, quienes perciben un sueldo promedio mensual de $15.687. En tanto, la remuneración más baja es la de los trabajadores de hotelería y restaurantes: $4.620. En el rubro Comercio, los trabajadores de mayoristas cobran un salario promedio de $8.598; por su parte, los empleados por minoristas perciben $6.140. En tanto, en el área de la Construcción, el sueldo es de $5.655. En el documento que se adjunta se detallan el resto de las áreas no mencionadas: Comunicaciones; Sociales y de Salud (privados); de Transporte Terrestre; de Hotelería y Restaurantes; Informáticos; Culturales, deportivos y de esparcimiento; de enseñanza (privada); Fabricación de productos químicos (incluye sector farmacéutico); elaboración de productos alimenticios y bebidas; de productos textiles e indumentaria; Editoriales e industrias gráficas.

Trabajo registrado y generadores de empleo

Según el relevamiento del gobierno porteño, en la Ciudad hay 1.598.020 empleos formales y la gran mayoría –un 64%- se desempeña en el rubro Servicios; el resto se reparte entre Comercio (15%), Industria Manufacturera (14%), Construcción (5%) y el porcentaje restante corresponde a Otros. Finalmente, con respecto a los generadores de empleo, el informe detalla que existen 137.207 empresas formales; de ese total, el 65% corresponde al sector Servicios; el 20% a Comercio; un 9% es de Industria Manufacturera; el 4% de Construcción; el resto se agrupa en Otros.

Fuente: Infobae

jueves, 24 de octubre de 2013

Se viene RUGE!

Y de regalo, antes del sábado 9 de noviembre, un temita nuevo "Aguas Serenas"

martes, 22 de octubre de 2013

Llega Ruge con show en San Telmo en pocos días, a prepararse!

Les dejo dos canciones para que escuchen como aperitivo de lo que será esa noche mágica y misteriosa en Sinfonía de un Sentimiento el próximo 9 de noviembre. Son dos temitas de los nuestros, Comprender y Destino Circular (Hagan click ya mismo aquí)

lunes, 21 de octubre de 2013

Nota al autor de la letra de la famosa "Persiana Americana" a la que Cerati le puso música

Persiana americana, fue editada en el álbum Signos, de 1986, en cuyo sobre interno figuran como compositores "Cerati - Daffunchio", hecho que generó la confusión en cierta audiencia con el líder de Las Pelotas (Germán Daffunchio). Pero no es él quien escribió la letra sino Jorge Antonio Daffunchio, un artista plástico del oeste bonaerense que gustaba de Soda, entre otras tantas cosas de los ‘80, y actualmente pasa sus vacaciones en en el valle de Traslasierra. "La cosa empezó con un concurso que había hecho Tom Lupo en su programa Submarino amarillo y varios grupos iban a elegir letras", explica el coautor desde su hogar en la localidad de Moreno. Fue en ese contexto que Daffunchio envió la letra elegida por Cerati. La misma estaba inspirada en la novela negra de Raymond Chandler. Pero Cine negro, tal el título de la lírica, no fue elegida de primera mano. "A los seis meses de lo de Lupo, un amigo (Salvador Melita) que es director de fotografía de cine, me dijo que Cerati se iba a Tilcara a filmar Cuando pase el temblor, entonces le di un montón de letras que tenía para que se las alcance", añade Daffunchio, hoy frontman del grupo Los Incómodos (¡qué buen nombre!), a sus 62 años. "Le dije a Melita que le recordara a Cerati que el concurso había quedado en la nada. Y le pedí que le entregara las letras, claro", recuerda.

-¿Qué pasó cuando Gustavo recibió tus textos?

-Cuando él volvió me dijo que Gustavo estaba muy entusiasmado con mis letras porque eran muy visuales, y que nos conectáramos para ver si había posibilidad de hacer algo.

-Y entonces te conectaste.

-Bueno, yo lo intenté pero vi que no tocaban en ningún lado. Pasaban varias semanas y no tocaban. Entonces se me ocurrió que estaban por sacar un disco y me moví guiado por esa intuición de pensar "van a sacar un disco y yo me quedo afuera". Entonces le pedí a Salvador el número de Cerati, y él, a través del director del video (Alfredo) Lois, consiguió el teléfono. Me comuniqué con Gustavo y me dijo que le gustaban mucho mis letras y que estaba parado con ese tema. Estaban sacando un disco (mi intuición funcionó), tenían las bases y no se les ocurría nada con las letras. "Me gustaría que nos juntáramos y viéramos la posibilidad de hacer algo", me dijo. Fan, de todo un poco

-¿Eras fan de Soda en ese momento?

-Más o menos. Tampoco fui muy fan de nadie, excepto de The Beatles y The Cure. Sí me gustaban mucho, como me gustaba Sumo o Luis Alberto Spinetta, pero no era muy fan declarado de nadie.

-Siempre se dijo que a "Persiana americana" la había compuesto un pibe fan de Soda. ¿Eras de la misma generación de Gustavo?

-Soy 10 años más grande que Gustavo. Pero, es cierto, siempre quedó como que era un pibe y, en realidad, yo ya tenía 36 años en ese momento.

-¿Y qué pasó cuando te juntaste con Cerati?

-Me pasó como 15 posibles títulos o cosas que funcionaban como disparadores, entre lo que estaban Persiana americana, Caja negra, Prófugos, Signos, varios que después fueron títulos de ese disco. Ahí me dijo, "escribí lo que se te ocurra porque las melodías no las tengo tampoco". Así que era escribir un poco en el aire.

-¿Y cómo se decantó "Persiana..."?

-Fue inmediata porque yo venía de escribir Cine negro, influenciado por una novela de Raymond Chandler, tal como te conté. Entonces, Persiana americana salió directo, fue un flash.

-¿La historia de qué va?

-Es un detective privado que está en su agencia, a la que no va nadie, hace mucho calor, y apenas tiene un ventilador. Es un tipo que está esperando algo que no llega nunca, puede ser un amante. Bueno, en eso consistió mi primera versión entre 10 cosas que le escribí en una semana. Y cuando se la llevé me dijo "bueno, dejame que los mire". Después me llamó y me dijo que estaba muy entusiasmado con Persiana americana, pero que le gustaría que fuera más romántica la letra; y entonces hice otra versión acordándome de Vestida para matar (1980), de Brian De Palma. De ahí surgió esa idea de espiar por la ventana.

-¿Y Sadaic cómo reacciona con vos? ¿Ganaste un dinero que te permita vivir tranquilo?

-Eso es todo una fantasía de Tom Lupo que he leído por ahí, y realmente me causa mucha gracia. La canción se convirtió en un clásico, y es lógico que cobre algo cada vez que voy a Sadaic. Pero no significa más que un sueldo mío cada cuatro meses.

-Digamos que no resolvió el costado económico de tu vida.

-No, para nada. Primero que yo no era pobre como él dijo, tampoco soy rico. Soy un tipo de clase media, común. Pero no es nada más que un regalo, un extra que tengo cada cuatro meses.

-¿Estás al tanto de la versión que hace el grupo de cumbia Argoponis?

-Sí estoy al tanto, son unos pibitos de La Plata.

Fuente: La Voz

sábado, 19 de octubre de 2013

Ángela Lerena: “Soy de izquierda gracias al fútbol y a que voy a la cancha”

El fútbol tiene la capacidad de unir, casi por naturaleza, clases sociales, religiones, culturas, geografías, edades e ideologías políticas. Todo se confunde en una cancha de fútbol. Pero su gran deuda, en este aspecto, es la inclusión de la mujer; al menos, en Argentina. En los últimos años, la mujer supo generarse un espacio cada vez más amplio en este mundo, pero aun así el machismo impera en cada vestuario, en cada tribuna y en cada redacción. Ángela Lerena es una de las mujeres que se atrevió a romper con esos órdenes en todos los escenarios: en el vestuario, como periodista, al compartir viajes con planteles; en la tribuna, desde los 13 años, y en las redacciones periodísticas, desde los 19. Sin embargo, no se conforma. Hoy, a los 37, casada y con Victoria, su nena de 7, quiere romper más barreras machistas y se metió de lleno en el mundo de la política: aceptó la propuesta del Partido Comunista para integrar la lista de Alternativa Popular (AP), colectora del kirchnerismo en la Ciudad de Buenos Aires, de cara a las venideras elecciones legislativas. En charla con El Gráfico Diario, Ángela explica sus motores, aprendizajes y aspiraciones en este nuevo emprendimiento: “Trato de desarrollar la persona que soy: mis gustos, mis posibilidades, mis proyectos. En general, siempre encontré muchas dificultades para tratar de ser quien soy. Pero trato de superarlas porque la única alternativa es no ser quien soy y eso es lo único que no puedo ser”, sentencia.

–Tu experiencia en el periodismo deportivo, ¿te ayuda en el mundo de la política?

–Me ayudó a entender que no dependo de la mirada de los demás. Estoy acostumbrada desde muy chica a que me digan “el fútbol no es para las mujeres”, “está mal que vayas a la popular”, “está mal que seas periodista de deportes”. Tantos límites encontré, que ya me acostumbré a no prestarles atención. En la política es lo mismo. Mucha gente me dice “eh, como periodista me gustabas, pero ahora no”. Yo quiero hacer esto. Tratando de no lastimar a nadie, los derechos que voy a priorizar siempre son los míos.

–¿Te imaginabas hace 20 años dónde estás ahora?

––Bueno, por ahí sí. Me encanta la política. Te voy a abrir el corazón un poco: soy de izquierda y pienso como pienso gracias al fútbol y a ir a la cancha. Yo crecí en una popular. Desde que iba a un colegio privado, bastante conservador, en San Isidro, y empecé a ir a la popular y a conocer gente muy diversa. Ahí, me di cuenta de que las personas que me rodeaban en mi ámbito original, no veían esas realidades tan diferentes. Viven aislados de los verdaderos problemas de la sociedad y, a la hora de votar, no los tienen presente. Yo no quiero ser así. Quiero tener los ojos abiertos. Esa apertura de visión la llevó por un camino en el cual le dio forma, de a poco, a sus ideales. “Primero me hice humanista. Amo a la gente. Siempre veo lo bueno de las personas. La sociedad nos lleva, a veces, a sacar lo malo de cada uno. Pero se puede hacer una sociedad diferente, más justa. Cuando llegué a la facultad, le puse nombre y apellido. Me di cuenta de que era marxista. Las soluciones que propone el marxismo hay que adaptarlas al siglo XXI, pero tiene que ver con la igualdad y con que todas las personas tengamos las mismas oportunidades. Que no haya privilegios. Siempre estoy a favor de igualar para arriba, no para abajo. Quiero que todos seamos lo más ricos posible, pero todos. Más ricos, no sólo en dinero, sino también en cultura, en amor, en amistad, en ecología. Pero todos. No me sirve que sólo sea un 10% feliz y el 90% restante no llegue a fin de mes. Hace muchos años decidí que voy a hacer todo lo posible por tener una sociedad así. Ahora, me toca hacerlo públicamente. Esto tiene sus costos, despierta mucha agresividad en algunas personas y no me gusta la agresividad. Pero es lo que me toca.” Es la primera vez que Ángela muestra en carne viva su costado político. Pero su militancia comenzó mucho antes: en las filas del Partido Comunista (PC) y en el Colectivo de Trabajadores de Prensa. “Estoy vinculada a la política hace muchos años; desde la facultad. También al sindicalismo. En prensa, fui delegada de los trabajadores del diario Crítica. Si bien no lo hice muy público, la gente que tengo alrededor sí lo sabe y les parece un paso lógico que me presente a una candidatura. De todas maneras, mi rol principal es ser periodista.”

–¿Qué te sedujo de Alternativa Popular?

–La lista. Está formada por referentes de distintas áreas (PC, Frente Progresista, Frente para la Victoria, agrupaciones como La Colectiva y La 17 de Agosto, entre otras. Es gente que tiene trabajo en el territorio, en el sindicato, en las escuelas, en los barrios. Coincidimos en las ideas. Cada nombre es muy valioso y tiene mucho para aportar. Desde un plan de urbanización para la Villa 31, la lucha contra la violencia de género, contra la precarización laboral. Además, la línea en general de AP apoya el curso que está tomando el país con el proyecto nacional, pero se reserva su autonomía para decir lo que creemos que falta para seguir creciendo como país. Es un reconocimiento a que hay izquierda dentro del kirchnerismo.

–¿Cuáles son las luchas primordiales?

–La prioridad es la vivienda. En la Ciudad hay muchísimos departamentos vacíos, casas vacías y hay cada vez más gente sin hogar, más gente alquilando. Tiene que haber un plan de viviendas. Tiene que haber una urbanización de los barrios y las villas miseria. Necesitamos un sistema de transporte que haga recorridos profundos, que organice profundamente la Ciudad. Necesitamos que haya planes para preparar y formar a jóvenes para su primer trabajo. Hay que terminar con la precarización; con la cantidad de gente que no está en blanco y que no tiene ningún aspecto de protección que las leyes laborales les dan. Son diez puntos en los que nos pusimos de acuerdo. A veces, las etiquetas, los colores y las banderas parecen que nos distanciaran. Pero cuando tenés muy en claro lo que querés hacer, es muy fácil ponerse de acuerdo.

–Hay temas que plantean en los cuales pueden encontrar mayor oposición dentro del kirchnerismo. Por ejemplo, la discusión sobre el aborto libre y gratuito. ¿Cómo piensan encarar esa discusión?

–La intención es, al menos, visibilizar algunos temas; discutirlos. No pretendemos que se aprueben de un día para el otro porque nosotros queremos. En el caso del aborto, proponemos que cada mujer pueda decidir sobre su cuerpo. En principio, tenemos un plan para trabajar mucho en educación sexual. Pero también queremos que el aborto sea una posibilidad para aquellas que quedaron embarazadas y no pueden o no quieren tener ese bebé, que sepa que ella es dueña de su cuerpo. Hay muchas mujeres que mueren por abortos clandestinos todos los días. Y son mujeres pobres, porque las mujeres que tienen dinero se hacen abortos de manera segura, en las clínicas privadas. Esto se sabe. Yo no lo haría. No aceptaría hacerlo. Pero entiendo que hay otras mujeres que sí y quiero luchar para que no tenga que ir presa o morir por eso y quizás dejar otros hijos sin su madre. Vale la pena discutirlo.

–¿Cuáles son tus objetivos en lo personal?

–Para mí, Ángela, no tengo. Para mis ideas, sí. Me gustaría que cada vez el sistema que nos regula se vaya transformando en un sistema más humano, que no priorice el dinero, sino las vidas. Siempre tengo una frase de cabecera del Che Guevara, que dijo: ‘La vida de un solo ser humano vale más que todas las corporaciones del mundo.’

Fuente: El Gráfico 

viernes, 18 de octubre de 2013

Un informe verdaderamente interesante sobre el tema OVNI

Caso real de encuentro con extraterrestres. 62 niños de una escuela de Zimbabwe fueron testigos del descenso de una nave y la aparición de dos entidades no-humanas mientras jubaban en el patio de recreo, a plena luz del día. En este video escucharemos algunos de sus testimonios.

jueves, 17 de octubre de 2013

Todos por un mamógrafo para San Javier, Provincia de Santa Fe!

Integrantes del club de Leones San Javier, impulsores de la campaña, depositaron en una caja de ahorro de la Mutual Belgrano, más 20 mil pesos, para su adquisición, cuyo valor ronda los 60 mil dólares. Marcela Carreras y Nilda Vivas por el club de Leones, acompañadas por Francisco Armua del Rotary Club San Javier, hicieron el primer depósito en la caja de ahorro Nº 926, a nombre del club de Leones San Javier, en la Mutual Belgrano. Las dirigentes de la entidad de servicio informaron que se depositó el primer cheque de 12.500 pesos, que aportó el senador José Baucero, en total van a ser cuatro; además 7.350 pesos en efectivo, que es producto de una colaboración del Rotary Club San Javier, el cual donó 50 bingos de su 3º sorteo anual para que el club de Leones los pueda vender y la totalidad de lo recaudado sea destinado al Mamógrafo y se recibieron 200 pesos desde Gobernador Crespo. “Todavía no llegamos al monto que se necesita para señar el mamógrafo, es por eso que solicitamos la colaboración de todos aquellos que puedan hacerlo”, sostuvo la presidenta de la entidad, Marcela Carreras. Luego agregó “Se están pensando en distintas campañas para poder recaudar fondos y así lograr el objetivo que nos propusimos, y que informaremos a través de los medios de comunicación”. Todos los colegas y sus oyentes en radio, televisión o prensa escrita pueden colaborar con una nota para que difundir la iniciativa o con una prqueña ayuda monetaria. El teléfono fijo de Marcela Carreras es el 03405-424681 y el Celular, el 3405-41106716. Gracias por la ayuda a todos!

lunes, 14 de octubre de 2013

El Hospital Alvarez de la Ciudad de Bs. As. sigue totalmente abandonado


Hace unos meses me tocó llevar a mi compañera al hospital Alvarez, el más cercano de mi domicilio acá en la zona de Flores/Floresta, porque tenía una infección en un dedo de la mano que se le había complicando por su diabetes tipo uno. Cuando llegué al lugar intentamos ingresar por la entrada original del nosocomio por la calle Aranguren al 2700 pero esta se encontraba cerrada porque teóricamente estaba en obras. Después de consultar, cosa que costó porque ahí nadie parece saber nada, pudimos ingresar por un costado y nos encontramos con panorama espeluznante y desolador. Queríamos encontrar la Guardia para que le limpiaran la herida cuanto antes a mi novia y los pocos empleados que encontrábamos en el camino nos mandaban a diversos ingresos del edificio que permitían ver algo muy similar a los que se ve en el vídeo que subieron los propios trabajadores del lugar. Como verán parece un centro médico en Berlín en 1945 después del ataque final de los aliados, o después de las caída de la bomba atómica en Hiroshima. En los pasillos había un olor a orina de gato insoportable, a humedad, había muebles rotos tirados por todos lados y en algunos lugares gente tirada en el piso con heridas arriba de alguna frazada. Una escena que me remitió a los documentales de Auschwitz donde gente casi moribunda está abandonada a sus suerte. Circulamos por el lugar consultando a diferentes enfermeros que por ahí aparecían con suerte de la nada y con cara de pocos amigos, hasta que una mujer nos dijo tienen que buscar el camión sanitario de la municipalidad que está estacionado en algún lugar del predio y siendo utilizado como Guardia. Eso determinó que pensara que todo eso era de una desidia y mugre absoluta. Me importa muy poco si lo administra el gobierno porteño de Mauricio Macri, candidatos de los que vengo escuchando mentiras aberrantes como que se ha mejorado el sistema de salud de la Ciudad, del Ejecutivo Nacional, o de la conchinchina. A mí las peleas tribunescas de militantes obcecados de una fuerza política u otra me importan muy poco. Quien sea el responsable tiene que solucionar ya ese centro de atención del que dependen vidas de gente con pocos recursos y que no tienen la posibilidad de tener obra social porque directamente no tienen trabajo, o realizan actividades en situaciones precarias. No se entienden excusas de ningún lado, eso hay que solucionarlos cunato antes con la inmensa cantidad de impuestos que pagamos todos, tanto a nivel capitalino,  o a nivle nacional con el cobro del IVA, un salvaje 21 por ciento de tributo por consumir. Y tiene que ser cuanto antes. Vean esta nota completa al respecto.

Fuente. propia y del Diario Perfil

domingo, 13 de octubre de 2013

Las implicancias de un "Me Gusta" en Facebook

Se piden, se dan, se acumulan. Ayudan a popularizar fotos de vacaciones, empresas millonarias, causas que parecían perdidas. Representan una de las maneras más ágiles de la comunicación actual: un sólo click ahorra la tarea de teclear letra por letra la propia opinión y tanto aprueba fotos como adhiere a pronunciamientos o se solidariza con esos híbridos llamados “estados” (la respuesta a la vaga pregunta “¿Qué estás pensando?”). Los me gusta, aparentemente triviales, son el corazón de Facebook. En 2012 hubo 2700 millones de ellos…por día. Es probable que hayan contribuido a inflar los egos de millones de personas, elogiando con su muda eficacia las nuevas fotos de perfil y dejando rastros de que eso que se posteó, se vio y, en términos generales, agradó. Por cierto que es muy pertinente aquello de los “términos generales” porque, como sabemos sólo por nuestra experiencia, “likear” no tiene el mismo valor para todos los usuarios de Facebook. Habilitado oficialmente el 9 de febrero de 2009, el me gusta estuvo inicialmente asociado al consumo (de productos o de estrellas de rock, pero de consumo al fin). Sin embargo, el correr de los años y las prácticas de los internautas, lo convirtieron también en un modo simple de expresar apoyo o aprobación, tanto hacia un conjunto de ideas en general como hacia otras personas en particular. El paso del tiempo también fue moldeando lo que significa recibir un “me gusta”. Para los investigadores de la Universidad Libre de Berlín, por ejemplo, recibir un me gusta activa zonas del cerebro relacionadas con el placer. Esa presunta excitación neuronal ocurre en las mismas áreas que se estimulan con el dinero, la comida y el sexo. ¿Tanto gustan los me gusta? Facebook está ganando el interés de muchos científicos sociales. La mayoría de ellos intenta esclarecer cuánto hay de cierto en aquella percepción generalizada de que el porcentaje de vida virtual “avanza” sobre la vida real y, especialmente, qué papel juegan en ello las redes sociales. Por las cifras, la región más virtual del planeta es América Latina: de los 10 países del mundo más enamorados de Facebook, 5 están en ella (Argentina, Brasil, Perú, Chile y México). Los latinoamericanos pasamos, en promedio, algo más de 8 horas mensuales en la red creada por Mark Zuckerberg. Más allá de los números, la pregunta es cómo “son” esas horas en la red social, es decir, cómo se “llenan” y qué efectos generan en sus usuarios. La respuesta no sorprende: todo depende de cómo se utilice Facebook. Investigando el comportamiento de 1200 usuarios, la estadounidense Moira Burke identificó dos formas predominantes de utilizar la red social para comunicarse con los demás: “Composed Communication” y “One-Click Communication”. La primera, compuesta mayoritariamente por comentarios y mensajes directos, incide favorablemente sobre el ánimo de los usuarios, haciéndolos sentir menos solos. La segunda, dominada por los me gusta, no produce, en cambio, ningún efecto positivo. Pero eso no es todo: Burke afirma que en Facebook las personas experimentan una sensación más genuina de comunicación cuando sostienen conversaciones “semipúblicas” (por ejemplo, una catarata de comentarios generados por un posteo en el muro) que cuando chatean en forma privada. O cuando se limitan a dejar su me gusta, condenado como contacto superficial. Para los analistas de marketing se trata de un nuevo tesoro. Los innumerables me gusta que un usuario otorga a marcas, personajes y lo que sea que en Facebook se constituya como “página”, permiten trazar un perfil de consumidor notablemente detallado. En la era digital, uno es aquello que le gusta. La riqueza de los me gusta como fuente de información sobre todos nosotros no debe subestimarse. Del análisis del vasto “arsenal” de likes que uno deja, día tras día, en su paso cotidiano por Facebook, no es difícil inferir toda clase de características personales: desde creencias religiosas y coeficientes intelectuales hasta preferencias políticas y orientación sexual. Académicos de la universidad británica de Cambridge descompusieron el asunto estudiando 58 mil casos. La investigación se centró en analizar única y exclusivamente los me gusta. Luego, se aplicaron modelos estadísticos que esbozaron perfiles promedio y se contrastaron los resultados con datos proporcionados por los usuarios. La coincidencia final fue alta en varios ítems: 85% a la hora de averiguar si el usuario era demócrata o republicano y 82% cuando se trataba de catalogar a la persona como cristiana o musulmana. Aquí, vale la siguiente aclaración de los investigadores: no son muchos los usuarios que dieron likes en iconos que reflejaran de modo explícito algún rasgo biográfico. Por ejemplo, sólo el 5% de los usuarios gays incluidos en la investigación le había dado un me gusta al matrimonio entre personas del mismo sexo. El me gusta es, en suma, una herramienta de recolección de datos cuyo funcionamiento avalamos tácitamente con nuestro “ok” a la política de privacidad, esa que, entre otras cosas, dice “permitimos a los anunciantes seleccionar características de usuarios a los que quieren mostrar sus anuncios…” y un largo etcétera. Esa masa de información clasificada por el eufemismo “Características de los usuarios” es un capital muy tangible que las grandes marcas han sabido acaparar. Compañías como Wal-Mart, Starbucks, Samsung Mobile y Oreo cuentan sus likes por decenas de millones. Estas empresas, sin embargo, son sólo la punta de la enorme montaña de clicks que construyen la fidelidad de los consumidores a un producto, una marca o una personalidad. Porque la carrera por acumular me gusta empieza desde bien abajo y a como de lugar. La desmedida pasión de muchos ciudadanos de Bangladesh por los calabacines y por la película animada escocesa “Sir Billi” llamó la atención del periodista británico Charles Arthur. Resultaba por lo menos curioso que la mayoría de los likes en ambas páginas de Facebook provinieran justamente de personas y direcciones IP de Bangladesh. Arthur no tardó en descubrir lo que bautizó como una “granja de clicks” montada con la única finalidad de generarlos y venderlos al mejor postor: “¿Quiere obtener muchos pulgares hacia arriba para aumentar la reputación digital de su empresa? Pues pague por ellos”. Arthur constató además que un tal “Russell” oficiaba de capataz del emprendimiento y que sus empleados cobraban 15 dólares por cada 1000 me gusta. Según él, habría 25 mil bangladeshíes involucrados en ese tráfico a tracción humana, que justamente evita usar boots (sistemas automatizados) porque Facebook los detectaría. Los clientes son empresas de toda clase y tamaño que quieren evitar la incertidumbre o que desean exhibir un éxito instantáneo en las redes sociales. En abierto contraste con los likes apócrifos de Bangladesh, muchos ciudadanos de todo el mundo canalizan en Facebook su genuina adhesión a causas de todo tipo, incluyendo campañas políticas. El caso del guardiacárcel estadounidense Danny Carter es, en este sentido, revelador, no tanto por la acción en sí sino por el debate subsiguiente que desató con su click. Carter dio un “me gusta” a la página de Facebook del rival político de su jefe, un sheriff de Virginia que aspiraba a ser reelecto en su cargo. Según Carter, luego fue despedido por ello y por eso, llevó el caso a la justicia, plateando –palabras más, palabras menos- que había sido echado por razones políticas. Pero para el juez de distrito Raymond Jackson dar un “me gusta” no tiene nada que ver con la libertad de expresión: es “demasiado ambiguo”, sostuvo, considerar que las “expresiones de un click” deban ser protegidas por la Primera Enmienda. “A veces -observó-, la gente da un me gusta para acceder a una página o simplemente por accidente”. Desde ya que “la teoría de los likes accidentales” no fue bien recibida ni por los activistas en favor de la libre expresión ni por los propios representantes de Facebook, para quienes el “me gusta” debe tener el mismo status que un cartel de “VOTE POR…” clavado en el césped de cualquier suburbio. El “me gusta”, en suma, ha tenido usos previstos y no previstos y cada uno de los miembros de la red social más popular del mundo (que, vale la pena recordar, son ya más de 1000 millones) lo usa de acuerdo a su personalidad y a una larga serie de variables que sería aburrido detallar. Lo que se ha olvidado en el camino es el perdido botón de “no me gusta”, una idea que nunca se concretó. Una lástima.

Fuente: por Andrés Bacigalupo ara El Puercoespín

sábado, 12 de octubre de 2013

Foto original de la cargada de mis compañeritos de la redacción de Radio El Mundo. Igual los sigo queriendo!

En un posteo anterior les mostré un colash que está pegado en la redacción del informativo de mi querida Radio El Mundo, hecho con una nota de Clarín en el suplmento 1ECO, donde con un grupazo de amigos y compañeros laburamos todos los días, y obviamente también nos divertimos un rato. Las jodas sobre mis coberturas son un clásico porque a veces quedo escrachado en algunas fotos. En este caso con otros queridos amigazos en el Congreso a los que homenajeo con esta postal en el Congreso. De izquierda a derecha, Ricardito, compañero de la Radio Ciudad, Ariel Rodriguez de Continental, un servidor, y la famosa Zaida Pedrozo de Radio del Plata, toda una institución!.

miércoles, 9 de octubre de 2013

La historia de amor en mi Capilla del Monte que terminó en el Tango Gricel

Podría haber sido el argumento de una telenovela de Alberto Migré. O el de un radioteatro con actores como Jorge Salcedo y Julia Sandoval. Y hasta el entramado de una novela romántica de Corín Tellado. Pero la historia no sólo es muy real sino que se convirtió en un símbolo dentro del mundo del tango, esa poesía musical de Buenos Aires que se hizo universal. El título de la leyenda tiene apenas seis letras: Gricel. Susana Gricel Viganó tenía quince años (había nacido el 15 de abril de 1920) cuando su amiga Nelly Omar la llevó a ver una actuación suya, en vivo, en el auditorio de LS8 Radio Stentor. Era una de las 20 emisoras que había en la Ciudad. Estaba en Florida 8, en pleno centro porteño. Ellas se conocían porque la familia Viganó había vivido un tiempo en Guaminí, los pagos de Nelly. Por entonces la joven Gricel estaba radicada en Capilla del Monte, Córdoba, donde sus padres tenían una hostería y una estación de servicio. Su belleza impactaba: su mamá era de origen alemán y ella había heredado ese cabello rubio y unos soñadores ojos azules. En 1935 el locutor de la radio se llamaba José María Contursi, pero en la noche porteña lo conocían como Catunga. Era un verdadero dandy. Hijo de Pascual Contursi (uno de los pioneros del tango canción), José María había heredado aquella capacidad para escribir versos. Tenía 24 años, ya se había casado con Alina Zárate y era papá de una nena. Sin embargo, cuando le presentaron a Gricel su vida cambió para siempre. Dicen que aquello fue de ida y vuelta porque la chica también quedó encandilada con ese joven de buen “empilche” y buena “parla”. Pero ella se volvió a Córdoba y él siguió en Buenos Aires. Algunos cuentan que hubo cartas entre ambos. En 1938, Catunga tenía problemas de salud y otra vez Nelly Omar fue quien le sugirió ir un tiempo a las sierras para recuperarse. Obviamente, el lugar era Capilla del Monte y la hostería de los Viganó. El romance se hizo realidad pero fue de corto alcance: él se volvió a su ciudad; ella vio que su ilusión se rompía como un cristal. Entonces, empezó el calvario. En 1939 José María escribió “Quiero verte una vez más” (un verso hasta afirma que ansía morirse para olvidarla). Fue el comienzo para una serie de angustias que está en sus obras. De 1941 son “En esta tarde gris” ( Qué ganas de llorar en esta tarde gris/ en su repiquetear la lluvia habla de ti ), “Sin lágrimas” ( Ya ves, mis ojos no han llorado / para qué llorar lo que he perdido/ pero en mi pecho desgarrado, sin latidos, destrozado/ va muriendo el corazón ) y “Toda mi vida” ( No sé porqué te perdí/ tampoco sé cuándo fue/ pero a tu lado dejé toda mi vida/ y hoy que estás lejos de mí y has conseguido olvidar/ soy un pasaje de tu vida nada más ). En 1942 el lamento por aquella mujer (ella había formado una pareja y tenía una hija de ese matrimonio) ya tuvo su nombre. “No debí pensar jamás/ en lograr tu corazón/ y sin embargo te busqué/hasta que un día te encontré/ y con mis besos te aturdí/sin importarme que eras buena/ Tu ilusión fue de cristal/ se rompió cuando partí/ pues nunca… nunca más volví/ ¡qué amarga fue tu pena!” , dice la letra de “Gricel”. Un año después, aparecían “Sombras nada más” y “Cada vez que me recuerdes”. Y en 1945 “La noche que te fuiste” y “Garras” ( Ansias de vivir para tu amor/ y no poder.. ) Gricel seguía presente pero lejos. En 1957 Catunga quedó viudo: murió la mujer con la que había tenido cuatro hijos. Ella también estaba sola: su marido la había abandonado. En 1962, el bandoneonista Ciriaco Ortíz actuó en Capilla del Monte y le contó que José María estaba sin pareja y viviendo en una gran depresión con mucho alcohol. Gricel vino a Buenos Aires y el reencuentro fue una realidad. Se casaron en Córdoba el 16 de agosto de 1967: él tenía 56 años; ella, 47. Fue una ceremonia religiosa porque ella sólo estaba casada por civil. El matrimonio duró hasta el 11 de mayo de 1972 cuando Contursi, abatido por los rigores de su vida anterior, murió en ese pueblo cordobés en el que se habían instalado para siempre. Gricel vivió dos décadas más. Pero esa es otra historia. Escuchen esta versión de Gricel por mi admirado Roberto "Polaco" Goyeneche con la orquesta y arreglos del maestro Atilio Stampone.

Fuente: Clarín Digital

martes, 8 de octubre de 2013

Los secretos del guardián de la pizza de Güerrin


El cartel frente a la entrada hace gala de los ocho. Con detalle en fileteado, los estampa con nombre, apellido, apodo –obligatorio- y el año en el que empezaron a trabajar en el local. Son los maestros pizzeros de la mítica Güerrin, guardianes de un sabor clásico del centro porteño. Por su designación a dedo de los compañeros, y resultar el más “dado”, nos toca hablar con Roberto ‘Calabaza’ Araya. Este cordobés aporteñado de 58 años y pocas palabras, trabaja en el local desde 1977 y es el segundo con más antigüedad (36). “Me siento orgulloso de trabajar en esta casa, para mí es todo”, arranca. -
 
¿Cómo empezaste?
 
- De lavacopas, después en mostrador y más tarde fui a hacer empanadas. Pasé a los postres, de ahí me enviaron a hacer la masa de las empanadas y por último empecé con la pizza.
 
- ¿Cómo recordás esa época?
 
- Es lindo, me trae buenos recuerdos. No es que llegás directamente a ser maestro, recorrés primero toda la casa.
 
- Hay muchas pizzas buenas en Buenos Aires, pero cierto consenso implica que la de Güerrin es la mejor. ¿Cuál es el secreto?
 
- Uno es que tenemos el horno a leña… y son pocas las casas en la Capital que lo tienen. Eso le da un sabor especial. Otro es que amasamos a mano: es otro tipo de masa que la máquina. También está el cómo preparamos la salsa. Nosotros usamos tomate perita y si vienen muy verdes le ponemos una lata para que le de color.
 
¿Cuántas pizzas podés llegar a amasar en un día?
 
- Con mis compañeros, que entramos de 7 a 16, unas 600 más o menos. Después entra el otro turno, donde hacen la masa nueva. Si les falta, amasan más. Acá se trabaja con mercadería del día, todo masa nueva.
 
- ¿Cuánto tiempo lleva aprender el punto de la masa?
 
- Antes te llevaba más. Ahora, en 15 días o un mes, ya más o menos le agarrás la mano.
 
- ¿Y qué es lo más difícil del oficio?
 
- Es que al principio demorás un poco más. No estás ‘baqueano’… ¿Me entendés? En vez de tardar unos 30 minutos en dos bolsas –de harina-, te demorás una hora y pico. Y eso te cuesta porque ves a los compañeros que están rápidos y uno no. Y así se va aprendiendo.
 
- ¿Es un secreto o se puede decir cómo la hacen?
 
- Nosotros le ponemos harina, sal, levadura, un poco de aceite y nada más. Después la trabajás. Hay que hacerla bien para que no te salga empelotada. Tiene que salir bien trabajada. Lo que para el maestro es sólo el resultado de un día de trabajo más, para el transeúnte de la avenida Corrientes es un placer difícil de abandonar. “Acá no hay ningún secreto”, insistió y disparó, desafiante: “Si estás tres días con nosotros, aprendés a hacer la misma pizza”. “Lamentablemente no es creíble”, pensé al irme, lleno. (Ver nota con vídeo aquí)
 
Fuente: Clarín

viernes, 4 de octubre de 2013

Marche un jugo para desintoxicar el cuerpito!


Ingredientes: 2 naranjas, 1 pera, 4 ciruelas pasas remojadas en 1 taza de agua desde 5 horas antes, mínimo 1 y media cucharada de linaza molida
 
Procedimiento: Exprime el jugo de las naranjas, vierte en la licuadora, añade la pera cortada en cubos y las ciruelas con la mitad del agua donde se remojaron, añade la cucharada y media de linaza y licua perfectamente. Vierte en un vaso y toma recién hecho, alternando, un día sí y un día no por dos semanas.
 
Quizás te interese: Té contra la fatiga Licuados para una piel radiante Alternativa ideal para la dieta
 
Fuente: Yahoo Noticias

jueves, 3 de octubre de 2013

Descarnó el legendario General Giap, héroe de Viet Nam


El general Vo Nguyen Giap, figura central de la victoria de la guerra de Vietnam, murió a los 102 años, según informaron hoy fuentes militares y familiares. El general falleció por causas naturales en el Hospital Militar 108 de Hanoi, informó una fuente militar del centro. “Murió por su avanzada edad, no debido a ninguna enfermedad”, aseguró la fuente, en condición de anonimato. Giap estuvo además en batallas significativas contra Estados Unidos como la ofensiva del Tet en 1968 (Nota completa)
 
Fuente: Cubadebate

miércoles, 2 de octubre de 2013

La OMS cataloga el vegetarianismo como enfermedad mental


Los vegetarianos de todo el mundo pueden quedar conmocionados al enterarse de informaciones recientes publicadas por la Organización Mundial de Salud. Según estos datos los vegetarianos pueden considerarse enfermos psíquicos. Vegetarianos y partidarios de la comida cruda entran en la lista de los que necesitan tratamiento urgente de psiquiatras, opinan expertos internacionales. Los vegetarianos de todo el mundo pueden quedar conmocionados al enterarse de informaciones recientes publicadas por la Organización Mundial de Salud. Según estos datos los vegetarianos pueden considerarse enfermos psíquicos. Vegetarianos y partidarios de la comida cruda entran en la lista de los que necesitan tratamiento urgente de psiquiatras, opinan expertos internacionales. Mientras tanto el portal estadounidense Seale Pi publicó los nombres de vegetarianos famosos. Entre éstos figura el ex presidente de EE.UU. Bill Clinton, el actor Alec Baldwin, el compositor y músico Paul McCartney y otros artistas, como uno de autores del Twitter Biz Stone. Leer más: http://spanish.ruvr.ru/2012_03_26/69636453/
 
Fuente: Radio La Voz de Rusia