domingo, 15 de marzo de 2009

Nueva Ley de Radiodifusión

La Casa Rosada ultima los detalles de la presentación que hará el próximo miércoles del "Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual", en un acto en el Teatro Argentino de La Plata, que encabezará la presidente Cristina Fernández junto al interventor del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), Gabriel Mariotto. Se estima que habrá tres puntos claves en ese anteproyecto: reducción de la cantidad de licencias acumuladas por un mismo prestador, división del espectro en partes iguales para empresas privadas, el estado y asociaciones sin fines de lucro; y normalización del Comfer. Los debates para definir el contenido de la nueva Ley de Radiodifusión comenzaron el año pasado, en pleno conflicto con las patronales del agro y seguirá una vez presentado el proyecto en el Congreso, con rondas de consultas y talleres para que la iniciativa sea lo más consensuada posible. "Lo que se está logrando de a poco, y a partir de los 21 puntos por una Radiodifusión Democrática, es un proyecto de ley. No es un decreto de necesidad y urgencia, sino un consenso que se logra a través de los diferentes actores de la comunicación. Es más, a la discusión van a ir cámaras empresarias, como la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA), Asociación Argentina de Televisión por Cable (ATVC) a la discusión. Está contemplado todo el espectro", aseguró a P&M el secretario General de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa, Gustavo Granero. El dirigente gremial también aclaró que no cree que la razón de la reforma sea para atacar al Grupo Clarín, como han expresado los agentes de ese y otros multimedios argentinos. "Esto está destinado a evitar la concentración en pocas manos de los medios de radiodifusión, y no es solamente por Clarín. La ley va a avanzar sobre los medios que hacen negocios, que informan con un discurso único en todo el país mediante la compra de diferentes medios de comunicación", aclaró.Granero también rechazó los discursos que, sin conocer aún el contenido del proyecto, atacan la nueva ley con el argumento de la libertad de expresión.En este sentido, aseguró que "es muy fácil salir a decir que es un ataque a la libertad de expresión. Pero eso sucede cuando, por ejemplo, Continental retransmite en una FM su contenido eliminando puestos de trabajo y dejando compañeros en la calle. Nadie se pregunta por ellos".Precisamente, uno de los efectos de la nueva ley de Radiodifusión sería la regularización de una enorme cantidad de trabajadores.Sobre esto, Osvaldo Francés, presidente de la Asociación de Radiodifusoras Bonaerenses y del Interior de la República Argentina (ARBIA) y titular también de la Confederación de Radios y Medios de Comunicación de Argentina (CO.Ra.Me.Co) aseguró a P&M que "con este ley, al legalizarse esa cantidad de medios que hoy no están contenidos, se ubica una masa laboral mínima de 100 mil personas. En un momento que se está discutiendo si se sacan 100 o 200 empresas y el Gobierno subsidia para que eso no pase"."Venimos peleando desde el advenimiento de la democracia. Ya el presidente Raúl Alfonsín nos convocó porque en ese momento quería cambiar esta ley que tiene la firma de Videla, Harguindeguy y Martínez de Hoz. Por eso me extraña hoy que muchos radicales hablen en contra, cuando ellos fueron de los primeros en convocar para hacer un cambio. Están siendo usados por una tapa de un diario o por otra cosa", dijo Francés.Asimismo, el dirigente explicó que "las posturas del senador Gerardo Morales y de la diputada Silvana Giudici son lamentables" y no sólo va en contra de la posición histórica del radicalismo, sino también "del pueblo que los votó, porque se están negando a discutir una ley que todavía no conocen, salvo que sean adivinos. Salieron a hacer lobby a favor de los grupos. Les dieron un libreto y ellos lo dijeron". Finalmente, Francés sostuvo que la nueva ley de Radiodifusión "no es el capricho de un gobierno (…) es una decisión de Estado" y agregó que los legisladores de la oposición se deberían "poner los pantalones largos y dejar de pensar si van o no a ser la tapa de un diario y pensar en el bien común, para abrir la comunicación a la pluralidad y a la libertad de expresión, que son derechos constitucionales e internacionales".
Fuente: Medios y Política

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La ley de radio difusión es la chicana más grande de los kirchner para con los medios. saludos

Chacodiapordia dijo...

no entiendo a todos estos que critican ni desde el lugar que lo hacen, sobre todo cuando todavía no se conoce el proyecto. además, hubo más de cien organizaciones de todo tipo que laburaron en los 21 puntos en los que se basaría el proyecto. Si están a favor de los monopolios informativos que lo digan y punto.