jueves, 8 de octubre de 2015

15 razones para incorporar el huevo a la dieta


El próximo viernes se celebra el Día Mundial del Huevo. Como epílogo de la semana que lo anticipa, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) afirma que los huevos son uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza debido a la calidad de sus proteínas y a la gran cantidad de vitaminas, minerales y sustancias esenciales que aporta. Las proteínas son esenciales para el desarrollo y mantenimiento de nuestro cuerpo. El huevo es un alimento protector que promueve la salud disminuyendo el riesgo de padecer enfermedades crónicas futuras. Además es un alimento muy práctico y altamente nutritivo que debe formar parte de la dieta habitual, es económico y accesible para toda la población. La proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar nutricionalmente a las demás proteínas de los diferentes alimentos.

15 razones para consumir huevo

La FAO detalla algunas de las tantas propiedades saludables por las cuales es conveniente consumir huevo: Pérdida de peso: el consumo de huevo puede ayudar en la reducción de peso sin arriesgar la salud. El huevo, a pesar de poseer una cantidad inigualable de nutrientes y estar repleto de vitaminas y minerales, es bajo en calorías, ya que contiene solamente 75 calorías por unidad (igual que una fruta mediana). Los huevos no aportan carbohidratos ni gluten ni lactosa, lo que lo convierte en un alimento favorable para diabéticos, celíacos y alérgicos a la lactosa. Proteínas: la proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar nutricionalmente con las demás proteínas de los diferentes alimentos. Esto se debe a que es la de más alto valor biológico (contiene los nueve aminoácidos esenciales para el organismo) y que son proteínas libres de grasas, representando el 10 por ciento de las recomendaciones proteicas diarias para un adulto y el 30 por ciento para los niños. Grasas: las que predominan en el huevo son muy beneficiosas para el organismo, siendo de fácil digestión. Minerales: aporta hierro, concentrado especialmente en la yema, selenio, yodo, fósforo, zinc (en la yema), potasio y magnesio. Vitaminas: se considera al huevo una gran fuente de vitamina B12 (cobalamina), concentrada principalmente en la yema. Es importante señalar que los huevos poseen colina (el 40 por ciento), muy conveniente para la alimentación de mujeres embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso central del embrión/feto, junto con el ácido fólico. Por otro lado los carotenoides, luteína y zeaxantina, ayudan a disminuir el riesgo de padecer trastornos oculares como las cataratas y la ceguera. Es 100 por ciento natural y envasado en origen: es un alimento totalmente natural sin agregado de conservantes ni aditivos. Las proteínas son de la mejor calidad nutritiva y más alto valor biológico. Debido a estas razones la FAO la ha tomado como la proteína de referencia para evaluar la calidad proteica de los demás alimentos. Contiene más del 10 por ciento de las recomendaciones diarias de proteínas: un huevo aporta 6 gramos de la mejor proteína. Aporta ácidos grasos insaturados: principalmente monoinsaturados llamados ácido graso oleico que tiene la propiedad de aumentar el colesterol bueno. Es el ácido graso principal del famoso aceite de oliva. Sólo 75 calorías por unidad: por lo tanto puede ser incluido en regímenes de adelgazamiento ya que aporta las mismas calorías que una fruta mediana. Gran variedad de vitaminas y minerales: aporta todas las vitaminas y minerales con excepción de la vitamina C. También es fuente de sustancias esenciales como la colina y de carotenoides llamados luteína y zeaxantina. Aporte de sustancias antioxidantes: fuente de luteína y zeaxantina biodisponibles, son carotenoides que disminuyen las probabilidades de sufrir enfermedades de la visión. Su consumo es conveniente en todas las etapas de la vida: en niños, adultos, embarazadas y ancianos ya que el huevo nutre al niño, fortalece al adolescente, alimenta al adulto y favorece al anciano gracias a su inigualable aporte de nutrientes. En términos económicos es la mejor inversión en nutrición y sabor: debido a la calidad de sus proteínas y el valor económico del alimento ofrecen la mejor relación costo-beneficio.

Cómo conservarlos adecuadamente

Los huevos deben conservarse siempre entre 7 ºC y 15 ºC, y su duración es de aproximadamente 28 días desde la puesta. Se los considera extra frescos cuando se limita su plazo de consumo hasta nueve días.

Fuente: Infobae