viernes, 30 de octubre de 2015

Descubrí al alimento más sano del mundo


Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación sana y consciente. Si estás transitando un resfrío, una gripe, un dolor de garganta, o simplemente mañana tenés una noche romántica, no dejes de leer esta nota que seguro te ayudará mucho. :: Según la medicina china, el jengibre es un gran aliado para tratar afecciones causadas por el frío. Además, varios especialistas señalan que “tiene un gran poder antiinflamatorio, anti mareos y anti vértigo, que licua levemente la sangre, que es un remedio efectivo contra la artrosis, los dolores reumáticos y los resfriados”. Ayuda a mejorar la digestión y varias personas se preparan infusiones de jengibre cuando viajan, ya que los ayuda a atenuar las nauseas de diversa etiología. Todos estos datos se comprobaron científicamente, pero hay otros que se le atribuyen al jengibre, como por ejemplo el de ser afrodisíaco. Por eso mi consejo es “con probar no perdés nada”… :: Como siempre digo, no todo lo que brilla es oro. Y el jengibre tiene algunas contraindicaciones: -Se desaconseja su uso en caso de fiebre elevada, porque sube unas décimas la temperatura corporal. -No es aconsejable como tratamiento prolongado en embarazadas ni en personas que tomen anticoagulantes. -No ingerir en caso de ulcera gástrica sangrante. Ahora la pregunta es, ¿cómo lo debo consumir? Y como soy cocinero, te lo puedo contar. En el caso que lo quieras utilizar para algunas de las afecciones mencionadas, lo mejor es hacer una infusión. Picá bien finito o ralla una parte de la raíz y poné dos cucharaditas de jengibre en una taza con agua que no esté hirviendo (no más de 80°) y dejalo reposar por 5 minutos. En la gastronomía se utiliza mucho en ensaladas, vinagretas, licuados, rellenos, panes, galletitas, sopas, etc. Por eso lo mejor que te puedo decir es que te animes a inventar tu propia receta y luego la compartas en mi twitter o en mi facebook así todos aprendemos un poco más. :: Sigan proponiendo ideas en @PablitoCocina así juntos investigamos y aprendemos. Para mayor información www.pablitomartin.com.ar o en mi cuarto libro de cocina “La Re-Evolución de la cocina”. Y recordá que “somos lo que comemos, y lo que hacemos”

Vegetales al jengibre

Ingredientes (para 4 porciones) Quínoa cocida: 2 tazas Zucchini: 1 mediano Cebollas de verdeo: 3 ramitas Pimiento colorado: 1 mediano Zanahoria: 1 Dientes de ajo: 2 Aceitunas verdes: 10 unidades Semillas de sésamo: 4 cucharadas Perejil o cilantro: 1 puñado Jengibre rallado: 1 cta Limón: 1/2 Aceite de oliva: cantidad necesaria Pimienta: cantidad necesaria

Procedimiento

Cortá la cebolla de verdeo al bies, y el pimiento, la zanahoria y la parte verde del zucchini en cuadraditos. Al ajo y al perejil picalos. Descarozá las aceitunas y picalas. Tostá las semillas y molelas. En un wok caliente poné una cucharada de aceite y dorá la parte blanca de la cebolla de verdeo, la zanahoria, el morrón y los zucchinis (2 minutos). Agregales la quínoa y el ajo, y continuá la cocción 2 minutos más. Por último, poné la parte verde de la cebolla, las semillas, las aceitunas, el jengibre y el perejil. Mezclá todos los ingredientes fuera del fuego, incorporales unas gotitas de limón, rectificá los sabores y serví inmediatamente.

Licuado desintoxicante

Ingredientes (para 2 porciones) Jengibre rallado: 1 cta Jugo de naranja: 1 ½ vaso Apio: 2 ramitas Tomates: 2 Hojas de menta: 10 Procedimiento: Limpiá bien todos los vegetales. Poné todos los ingredientes en una licuadora y procesá hasta lograr la consistencia deseada. Si querés le podés agregar 4 hielos.

Fuente: Chef Pablo Martín para Infobae