domingo, 30 de agosto de 2015

¿Alguien está matando a los investigadores OVNI?


“Muerto de un disparo en la cabeza”. “Probable muerte por envenenamiento”. “Posible muerte por estrangulamiento”. “Muerto, posiblemente, por la inoculación de un virus mortal”. Nadie vive para siempre. Sin embargo, las recientes muertes sospechosas de investigadores OVNI como Phil Schneider, Ron Johnson, Con Rutina, Ann Livingston y Karla Turner, así como la muerte de un gran número de investigadores en el pasado, sólo parece enfatizar una realidad con la que muchos de los ufólogos más rigurosos con frecuencia se están encontrando: no sólo es la investigación OVNI potencialmente peligrosa, sino que la esperanza de vida del investigador serio está muy por debajo de la media nacional. Las misteriosas y sospechosas muertes entre los investigadores de ovnis no son nuevas. En 1971, el autor y conocido investigador Otto Binder escribió un artículo para Saga Magazine’s Special UFO Report titulado "Liquidación de los investigadores de ovnis”. Binder había investigado la muerte de "no menos de 137 investigadores OVNI, escritores, científicos, y testigos” que habían muerto en los 10 años anteriores, “muchos de ellos en las más misteriosas circunstancias." Los casos seleccionados por Binder estaban llenos de una gran cantidad de supuestos ataques al corazón, sospechosos casos de cáncer y lo que parecía ser simplemente casos de asesinato. Tendremos ocasión de referirnos a muchos de estos casos, pero primero vamos a echar un vistazo a la evidencia más reciente de muertes altamente sospechosas entre los investigadores actuales. (Traducción del artículo de G. Cope Schellhorn, publicado por vez primera en UFO Universe Magazine, otoño 1997, actualizado en 2002)

Phil Schneider

Ninguna muerte sacudió más a quienes han estado siguiendo los casos OVNI de los últimos años como la de Phil Schneider. Schneider murió el 17 de junio de 1996, según los informes, que fue encontrado estrangulado con un catéter enrollado a su cuello. Si las circunstancias de su muerte parecen muy controvertidas, no lo fueron menos la polémica de sus declaraciones públicas pronunciadas poco antes de su muerte. Phil Schneider fue un geólogo autodidacta y experto en explosivos. De las 129 instalaciones subterráneas profundas que Schneider creía que el gobierno de EE.UU. había construido desde la Segunda Guerra Mundial, afirmaba haber trabajado en 13 de ellas. Dos de estas bases eran de las más importantes, incluyendo la instalación de bioingeniería, sobre la que circulaban muchos rumores, en Dulce, Nuevo México. Schneider mantenía que seres extraterrestres (del tipo conocido como “grises”) trabajaron codo con codo con técnicos norteamericanos. En 1979, se produjo un incidente que provocó un tiroteo en el que 66 miembros del Servicio Secreto, el FBI y los Boinas Negras murieron junto con un número no especificado de " los grises”. Allí fue donde él fue herido en el pecho por el rayo de un arma que más adelante le causaría su enfermedad. Si Schneider está diciendo la verdad, es obvio que rompió el código de silencio al que es sometido el personal contratado bajo el “black-budget” o presupuesto en la sombra (altamente secreto). Hay que suponer que la pena para ese paso en falso es la eliminación. De hecho, Schneider, que sufrió diversos intentos anteriores de atentar contra su vida, incluyendo la sustracción de las tuercas de las ruedas delanteras de su automóvil. Había declarado públicamente que él era un hombre marcado y no esperaba vivir mucho tiempo. Algunas de las acusaciones más importantes de Schneider son dignas de atención: 1.- El gobierno de Estados Unidos firmó un tratado con los extraterrestres "grises" en 1954. Este paquete de cooperación mutua se llama el Tratado de Granada. 2.- El transbordador espacial ha estado yendo y viniendo con metales de una aleación especial. El motivo es que se necesita una atmósfera de vacío para trabajar con estas aleaciones especiales, así como la presión que se da en una estación espacial. 3.- Una gran parte de nuestra tecnología de aviones stealth se ha desarrollado gracias a la ingeniería inversa obtenida de naves extraterrestres estrelladas. 4.- El SIDA es un virus para el control de la población mundial, desarrollado en el National Ordinance Laboratory en Chicago, Illinois. 5.- Sin el conocimiento de los ciudadanos, el gobierno de los Estados Unidos tendría la tecnología necesaria para inducir terremotos. El terremoto de Kobe no tenía ninguna onda de pulso (ondas sísmicas); el 1989 el terremoto de San Francisco tampoco tuvo onda pulsante. 6.- La explosión en el World Trade Center y la explosión de Oklahoma City se perpetraron usando pequeños dispositivos nucleares. La fusión y los orificios del hormigón así como la extrusión de las varillas metálicas de soporte indican esto. (Recuérdese que Schneider, según él, era experto en explosivos.) Por último, Phil Schneider, lamentó que la democracia que amaba ya no existía. En su lugar, nos habíamos convertido en una tecnocracia gobernada por un gobierno en la sombra con la intención de imponer su propia visión de las cosas a todos nosotros, nos guste o no. Creía que algunos de sus mejores amigos habían sido asesinados en los últimos 22 años, ocho de los cuales habían sido declarados oficialmente como suicidios. Pensemos lo que pensemos de las declaraciones de Phil Schneider, no se puede negar que era de particular interés para el FBI y la CIA. Según su viuda, agentes de inteligencia registraron a fondo el lugar poco después de su muerte y se llevaron al menos un tercio de las fotografías de la familia.

Ron Rummel

Otro caso preocupante reciente es la muerte de Ron Rummel, ex agente de inteligencia del Ejército del Aire y editor de The Alien Digest el 6 de agosto de 1993. Rummel presuntamente se disparó un tiro en la boca. Sus amigos dicen, sin embargo, que no se encontró sangre en el cañón de la pistola y el mango del arma estaba libre de huellas dactilares. También, según la información que circula, la nota de suicidio que dejó el fallecido fue escrita por una persona zurda. Rummel era diestro. Su cuerpo desprendía un olor a pentotal sódico, o, al menos, esto se dijo. De The Alien Digest se efectuó una edición limitada de siete ejemplares, todos ellos imposibles de encontrar actualmente. Una cosa es cierta, la revista de Ron Rummel estaba tocando temas sensibles como el aspecto depredador/presa que representaba la relación entre los seres humanos y los extraterrestres y el uso de humanos como conejillos de indias de esos extraterrestres. ¿Cruzó Rummel alguna línea roja? Eso parece, pero ¿Qué línea y en que cuestiones? Curiosamente, Rummel era amigo de Phil Schneider y ambos habían estado colaborando en sus trabajos

Ron Johnson

Una muerte igualmente preocupante y más reciente es la de Ron (Jerrold) Johnson, en el momento de su fallecimiento Subdirector de Investigaciones de MUFON. Johnson tenía 43 años y, al parecer, un excelente estado de salud. Acababa de pasar un examen físico reciente con resultados envidiables. Sin embargo, el 9 de junio de 1994, mientras asistía a una reunión de la Sociedad de Exploración Científica en Austin, Texas, Johnson murió de forma súbita y en medio de circunstancias muy extrañas. Durante una presentación de diapositivas, varias personas sentadas cerca de él oyeron un grito de asombro. Cuando las luces se volvieron a encender, Johnson se desplomó en su silla, con el rostro enrojecido, y sangre manando de su nariz. Una lata de refresco, de la que había sido bebiendo, estaba situada en la silla de al lado. ¿Acaso Ron Johnson murió de un derrame cerebral? Es posible. ¿Tuvo una reacción alérgica? Otra posibilidad. Algunos de los hechos más destacados de la vida de Ron Johnson podrían conducir fácilmente a una persona de mente escéptica a la conclusión provisional de que su muerte no fue probablemente ni accidental ni natural. Por ejemplo, su trabajo más reciente fue con el Institute of Advances Studies, que supuestamente trabajaba en sistemas de propulsión OVNI. Había estado anteriormente empleado en Earth Tech, Inc., una think tank privada de Austin, Texas, dirigida por Harold Puthoff. Al parecer, gestionaba asuntos de alta seguridad, viajaba con frecuencia entre San Antonio y White Sands, y había asistido a 2 reuniones secretas de la OTAN en el último año más o menos. Una de esas reuniones, se rumorea, se trataron de comunicaciones con extraterrestres. Aunque de edad avanzada, hay algunos que creen que también la muerte del Dr. Hynek fue debida a "circunstancias extrañas ", dado el alto número de investigadores que han muerto de tumores cerebrales o cáncer. Si todos o la mayoría de los hechos ofrecidos anteriormente son ciertos, una cosa parece evidente: Johnson hacía un doble juego. Esto en sí era muy peligroso, y pudo haber pagado el precio más alto en su intento de servir a más de un amo. En cuanto a exactamente lo que mató a Ron Johnson, se barajan una serie de posibilidades más allá de las causas meramente naturales. Es muy fácil en los tiempos que corren inducir un derrame cerebral mediante productos químicos o radiaciones dirigidas Es igual de fácil, y ha sido así durante algún tiempo, para inducir ataques cardíacos y otras agresiones físicas, tales como cánceres muy agresivos. La mejor apuesta es que Ron Johnson fue eliminado por una toxina de acción rápida, tal vez un agente nervioso. En cuanto a exactamente el motivo por el cual lo mataron, es lo que probablemente nunca sabremos. La autopsia, un tanto ridícula, ha sido clasificada oficialmente como poco concluyente. Como nota al margen, una enfermera de regreso a su casa en Austin, poco después de la muerte de Johnson reportó una muerte en similares circunstancias que sucedió a bordo del avión en el que viajaba. Cuando ella y trató de moverse hacia atrás para ofrecer su ayuda, se le impidió enérgicamente hacerlo. ¿Podría ser, uno se pregunta, que algún agente, a través de un accidente, fuese víctima de sus propias maquinaciones? Esta idea aporta una nota agradable de justicia poética, si de hecho, hubiera sido este el escenario.

Ann Livingston

Otra muerte que implica elementos de alta extrañeza es el de Ann Livingston, quien murió a principios de 1994 de una forma súbita a causa de cáncer de ovario. Livingston se ganaba la vida como contable, pero era también investigadora de MUFON y de hecho, publicó un artículo titulado " Acoso Electrónico y Abducciones alienígenas " en el Moufon Journal de 11-1993. El artículo fue muy crítico con Julianne McKinney, directora del Proyecto de Vigilancia Electrónica de la Association of National Security Alumni. McKinney descarta el fenómeno OVNI, creyendo que lo que pasa por tal es más a menudo una especie de estratagema del gobierno u otro organismo, ya sea en forma de aparatos experimentales o de psicología experimental. Destacamos algunos hechos que parecen relevantes para el caso. A las 7:15 AM del 29 de diciembre de 1992, el apartamento de Livingston cerca del Aeropuerto de O’Hare, en Chicago, Illinois, fue intensamente iluminado por un destello blanco plateado. Más tarde, fue abordada mientras estaba en el parking de su apartamento por cinco MIB (Hombres de Negro), que describió como sin apenas rostro y que portaban objetos largos y negros – similares a linternas. Ella quedó inconsciente. Lo que debemos preguntarnos, asumiendo que su historia es verdadera, qué le hicieron esos hombres y por qué. Y qué tiene esto que ver con el rápido avance de su cáncer de ovario. No es un hecho bien conocido que Ann Livingston había sido abducida anteriormente. Su amiga, Fran Heiser, declaró que Ann Livingston había conocido a dos personas bien parecidas, un hombre y una mujer, en un viaje anterior a México. Para sorpresa de Livingston, el hombre le dijo que la señora joven y atractiva con la que estaba, en realidad era su hija.

Karla Turner

¿Podrían las manipulaciones genitales sufridas en una anterior abducción OVNI haber envenenado de alguna manera el sistema inmunológico de Ann Livingston? Esto es exactamente la sospecha de Karla Turner (autora de Masquerade of Angels, Taken and into the Fringe) acerca del cáncer de mama que precedió a su muerte en el verano de 1996. Tanto en público como en privado, Karla Turner levantó el fantasma de la venganza extraterrestre por las declaraciones que hizo a la prensa, con motivo de la publicación de su libro Masquerade of Angels ¿Hasta qué punto estaban realmente fundadas sus sospechas? Posiblemente nunca lo sepamos. ¿Quién o qué está matando a los investigadores de ovnis, hoy y en el pasado? Probablemente algunas de las muertes que se presentan aquí -que parecen a primera vista tan sospechosas- son, de hecho, naturales o accidentales o auto infligidas debido al estrés o desequilibrios mentales. Pero, como Otto Carpeta señaló hace más de 25 años, hay demasiadas. El puro sentido común y la buena lógica, deberían llevarnos a creer que la alta incidencia de muertes prematuras en una disciplina que tiene un número limitado de investigadores es muy desproporcionada en comparación con la población en general.

Telaraña de Causas

Lo que puede haber es una concatenación de causas, una tela de araña de hilos entretejidos que son causales y, a menudo, de hecho, mortales. Uno de esos hilos es la actividad de las agencias de inteligencia del gobierno de los EE.UU. (y de otros países). Otro hilo es la posible implicación ET. Un tercer hilo es la participación de ciertos PSI-tech, think tanks y profesionales no gubernamentales del sector PSI/PK, incluyendo movimientos ocultistas negativos. Un posible cuarto hilo es la intervención de cultos religiosos reaccionarios que sienten que están llevando a cabo la voluntad de Dios. Es más que probable que uno o todos los organismos antes citados sean responsables en su totalidad o en parte, de muchas de estas muertes en un pasado reciente , los cuales ya se han mencionado , y muchos otros desde casos actuales hasta otros más antiguos, algunos de los cuales ahora vamos a comentar.

Danny Casolaro

Danny Casolaro, un periodista de investigación que investigaba el robo del software Project Promise, un programa capaz de localizar a cualquier persona en cualquier parte del mundo, murió en 1991 siendo su muerte calificada como de suicidio. Casolaro también estaba investigando asuntos relacionados con casos OVNI de la base Pine Gap, cerca de Alice Springs en Australia, el Área 51 y experimentos gubernamentales en bioingeniería.

Mae Bussell

No hace mucho tiempo, Mae Bussell, un valiente, locutor de radio y periodista de investigación murió de un cáncer de acción rápida al igual que Ann Livingston y Karla Turner. Bussell estaba sumamente interesado en la ufología. Los directores del APRO, Coral y Jim Lorenzen, un grupo de investigación OVNI con sede en Tucson, ambos murieron de cáncer.

Deck Slayton

Deck Slayton, el astronauta, estaba a punto de efectuar unas declaraciones acerca de sus experiencias ovnis, pero el cáncer también intervino. Brian Lynch Brian Lynch, joven psíquico y contactado, murió en 1985, supuestamente por una sobredosis de drogas. Según la hermana de Lynch, Geraldine, un año antes de su muerte Brian fue contactado por un agente de inteligencia que trabajaba para una empresa PSI-tech de Austin, Texas. Geraldine dijo que le contaron a Brian que estaban experimentando con técnicas de guerra psíquica. Después de su muerte, se encontró una nota entre sus efectos personales con las palabras " Cinco millones del Pentágono para el Proyecto Scanate"

El capitán Don Elkin

En los años 80 el piloto de la Eastern Airlines el capitán Don Elkin se suicidó . Llevaba investigando el encubrimiento OVNI desde hacía más de 10 años y, en ese momento, estaba profundizando en el estudio del conocido como Material Ra (El Material de Ra, también conocido como la La Ley del Uno, es una serie de cinco libros supuestamente escritos por una inteligencia no humana llamada Ra a través de su interlocutor escriba, el canal, que lo recibe a través del proceso de canalización. Ra se describe a sí mismo como una entidad compuesta de toda una civilización de seres extraterrestres que estarían fusionados en una única conciencia unificada. Este material se publicó entre 1982 y 1998 por Schiffer Books. Don Elkins actuó como uno de esos canales.)

Extrañas muertes de científicos

Ciertamente, nada es tan extraño, ni genera más especulación que las treinta y tantas muertes asociadas con investigaciones relacionadas con el SDI -Strategic Defense Initiative- ( Guerra de las Galaxias ) de la compañía Marconi Ltd. en Inglaterra entre 1985-1988 aproximadamente . He aquí, de forma resumida una lista de algunas de las muertes más extrañas: Roger Hill, un diseñador en Marconi Defense Systems. Supuestamente se suicida del disparo de una escopeta, en marzo de 1985. Jonathan Walsh, experto en comunicación digital empleado por GEC, empresa matriz de Marconi, cae desde la habitación de su hotel, en noviembre de 1985, después de haber comentado que temía por su vida. Ashad Sharif, otro científico de Marconi. En octubre de 1986, según informes, ató una cuerda alrededor de su cuello, y luego ató el otro extremo a un árbol, se puso al volante de su coche y pisó el acelerador con los resultados predecibles. En marzo de 1988, Trevor Knight, también asociado con Marconi, murió de envenenamiento por monóxido de carbono en su coche. Peter Ferry, director de marketing de la firma, fue encontrado muerto por conmoción con cables eléctricos en su boca (agosto de 1988). También durante el mismo mes del mismo año, Alistair Beckham fue encontrado conmocionado con cables eléctricos conectados a su cuerpo y su boca llena con un pañuelo. Era un ingeniero de la firma Plessey Defense Systems, colaboradora de Marconi. Y, por último, pero no menos importante sólo queda citar en este grupo la muerte de Andrew Hall que fue encontrado muerto en septiembre de 1988, por intoxicación por monóxido de carbono. Y usted puede preguntarse, ¿Qué tiene que ver la investigación en SDI con la muerte de los investigadores de ovnis? En teoría, mucho. Si, como muchos investigadores han teorizado, la investigación en el llamado Proyecto Guerra de las Galaxias se inició con el doble objetivo de protegernos de una hipotética agresión soviética y/o de la presencia de naves extraterrestres en nuestra atmósfera, a continuación se plantean varias posibilidades. Más convincente es la idea de que el KGB soviético, dándose cuenta de que las potencias occidentales estaban a punto de perfeccionar unas armas de haces de energía de alto poder que podrían ser utilizadas desde el espacio exterior ellos deciden echar el resto y diseñan una ofensiva de espionaje sin cuartel para intentar ralentizar el desarrollo de ese proyecto o hacerlo fracasar. Si este escenario es cierto, y, finalmente, el arma fue desarrollada con éxito, tenemos una explicación de por qué cayó la Unión Soviética. Se han ofrecido otras explicaciones. Por ejemplo, que los científicos que trabajaban en el proyecto descubrieron la verdadera naturaleza de la investigación lo que les provocó un estrés abrumador y los llevó al suicidio. O descubrieron que sus colaboradores reales eran los "grises", o que los políticos occidentales trabajaban con y para los alienígenas grises. Una cosa parece evidente. Algo terrible ocurrió en Marconi. Normalmente, los científicos no cometen este tipo de extraños suicidios, " no científicos " que encontramos aquí. Otra posibilidad es que un contingente de extraterrestres hostiles se hubiese enterado de los proyectos desarrollados por GEC, Marconi y sus afiliados y para protegerse ellos mismos indujeran suficiente trauma psíquico en la mente de muchos de los científicos para conducirles al suicidio. Pero si esto es así, ¿por qué se han detenido las muertes? ¿Se ha dejado de lado el proyecto? Altamente improbable. Lo más probable es que el proyecto se terminara alrededor de 1988 y sea lo que sea lo que fuera éste, armas de haces de energía o cualquier otra cosa, está actualmente en funcionamiento. Ciertamente, ni el público en general, y ni siquiera la mayoría de los ufólogos, parecen completamente conscientes de los riesgos reales que corren los investigadores OVNI. De hecho los ufólogos que son conscientes de las muertes sospechosas de algunos de sus colegas en los años 50 y 60, parecen creer que todo lo que las agencias gubernamentales de entonces han suavizado sus tácticas en los 80 y 90. La evidencia, como hemos indicado, no parece justificar esa conclusión. No hay duda, sin embargo, que en los 50 y 60 se produjeron algunos tejemanejes extraños.

Jessup y McDonald

Sin lugar a dudas las muertes más intrigantes (y quizás espantosas) en ufología fueron las de Dorothy Kilgallen, MK Jessup y el Dr. James McDonald – el primero en un presunto accidente, los dos últimos supuestos suicidios. Los detalles de estas muertes, a pesar de las declaraciones oficiales en sentido contrario, son, cuanto menos, preocupantes. Cada uno de los tres individuos parecían tener muchos motivos para vivir, todos tenían éxito en sus trabajos, y cada uno de ellos estaba profundamente inmerso en el, por aquel entonces, relativamente nuevo problema que representaba el fenómeno OVNI.

Dorothy Kilgallen

Dorothy Kilgallen, fue la periodista de prensa más famosa en su día. Destinada en Inglaterra de 1954 a 1955, y al corriente de los secretos de la sociedad inglesa al más alto nivel, envió dos inusuales artículos que pudieron haber contribuido a su muerte. El primero, lanzado en febrero de 1954, menciona una "reunión especial muy secreta de los jefes militares del mundo" que tendrá lugar el verano siguiente. El 1955 segundo artículo, poco antes de su muerte producida por una supuesta sobredosis de pastillas para dormir y alcohol (al estilo de Marilyn Monroe), citaba a un funcionario británico no identificado de rango ministerial, ` “Creemos que, sobre la base de nuestra investigación hasta el momento, los platillos estaban tripulados por hombres de poca estatura -probablemente menos de cuatro pies de altura. Es aterrador, pero no se puede negar que los platillos voladores vienen de otro planeta’. Cualquiera que sea la fuente (se rumorea que el conde de Mountbatten), este tipo de filtraciones en el ambiente de mediados de los años 50 era algo inaceptable. Es bueno recordar que fue la época del proyecto secreto orquestado por la CIA denominado Panel Robertson, que se reunió en 1953 y que publicó el Informe Robertson. Resumiendo brevemente, este documento – y las actitudes reflejadas allí – representan una nueva actitud en la línea más dura para encubrir todo el fenómeno OVNI. Fue en el año 1953 con la reunión del Panel Robertson cuando realmente se inició el encubrimiento OVNI como lo conocemos hoy en día, con un par de cucharadas extra añadidas posteriormente. ¿Fue la muerte de Dorothy Kilgallen realmente accidental? Parece que hay indicios de que tuvo ayuda… El Dr. James McDonald, físico senior del Instituto de Física Atmosférica y también profesor en el Departamento de Meteorología de la Universidad de Arizona, murió en 1971, supuestamente de una herida de bala en la cabeza. Nadie trabajó tan duro en los años 60 como McDonald para convencer al Congreso de que el subcomité mantuviera reuniones de alto nivel para investigar la realidad del fenómeno OVNI del que estaba totalmente convencido. Fue sin duda una espina clavada para todos los que mantenían el encubrimiento oficial y, ni que decir tiene que su muerte fue para ellos una bendición. McDonald, supuestamente víctima de una depresión, se pegó un tiro en la cabeza. Pero, desafortunadamente, no murió. Quedó postrado en una silla de ruedas, pero de alguna manera, varios meses después de su primer intento, supuestamente subió a un automóvil, se dirigió a una casa de empeños, compró otra pistola, desde su silla de ruedas condujo hasta el desierto y se pegó un tiro. ¡Que oportuno, se puede pensar, para sus enemigos! Y, sin duda, McDonald había hecho enemigos. La pregunta es: ¿Hasta qué punto esos enemigos ayudaron o facilitaron la muerte de este influyente y digno defensor de los OVNIS?

Morris K. Jessup

Cuando el astrónomo y arqueólogo MK Jessup presuntamente se suicidó en el condado de Dade Park, Florida, en 1959 se debería haber encendido algunas alarmas. No hay duda de que el conocido autor de obras tan influyentes como The Case for the UFO y The Expanding case for the UFO estaba atravesando por una depresión. Las cosas no le habían ido bien para él, y él había comentado , hay que admitirlo, su estado anímico a los amigos cercanos, al biólogo Ivan Sanderson y a Long John Nebel, el conocido locutor de radio de Nueva York. Sanderson denunció que él estaba preocupado por "una serie de extraños sucesos " que lo mantenían en un mundo de irrealidad completamente insano " ¿Fue la imposibilidad de Jessup de enfrentarse a ese momento " completamente loco " o estaban allí, tal vez, determinadas fuerzas con un plan preconcebido para llevar a Jessup al límite? Anna Genzlinger investigó a fondo su muerte. Su conclusión: " Él estaba bajo algún tipo de control”. Hay que recordar que, ésta era la época de los experimentos secretos de control mental por parte de agencias gubernamentales y que han sido recientemente descubiertos. James_E._McDonald_1Ciertos hechos sobre el caso plantean serias dudas. Por ejemplo, contraviniendo la ley estatal, no se realizó la autopsia del cadáver. El sargento Obenclain, que estaba en la escena poco después de que fuera descubierto el cuerpo de Jessup, ha dicho para que conste, " Todo parecía demasiado profesional. " La manguera del tubo de escape del coche estaba conectada; y esta era, extrañamente, la manguera de la lavadora. Jessup murió en hora punta, con más tráfico de lo normal pasando por el lugar. Él había recibido la visita de Carlos Allende, tres días antes de su muerte y según su esposa, había estado recibiendo llamadas telefónicas extrañas. Sabemos que la Marina estaba muy interesada en lo que estaba haciendo; y todos sabemos, o deberíamos saber, que es la ONI (Oficina de Investigaciones Navales) la que ha estado en la vanguardia, desde el principio, del encubrimiento OVNI. ¿Y qué estaba investigando Jessup en ese momento que fuera de especial interés? Algo que era alto secreto y que lo siguió siendo durante algún tiempo: el Experimento Filadelfia. El Dr. James McDonald trató de convencer al Congreso para que abordara la situación del fenómeno OVNI. Murió poco después de dispararse a sí mismo. El fallecido astrónomo MK Jessup que fue el primero en revelar detalles del Experimento Filadelfia, murió pocos meses después.

Frank Edwards

Frank Edwards, comentarista de noticias, murió de un presunto ataque al corazón el 24 de junio de 1967, justo en el 20 aniversario del avistamiento de Kenneth Arnold. ¿Una coincidencia? Probablemente no. Varios otros ufólogos prominentes murieron el mismo día, Arthur Bryant, el contactado, Richard Church, presidente de CIGIUFO y el escritor, Willie Ley. Las circunstancias que rodean la muerte de Edwards, que como James McDonald estuvo presionando para que se convocaran reuniones de los subcomités del Congreso, plantean grandes preguntas. Se da la circunstancia de que la World UFO Conference se celebraba en la ciudad de Nueva York, en el Hotel Commodore en ese mismo día en junio, presidido por el editor y escritor sobre ufología Gray Barker. Barker declaró públicamente que había recibido dos cartas y una llamada telefónica amenazando con que Frank Edwards, quien no estuvo presente, no estaría vivo para el final de la conferencia. edwards Definitivamente parece que alguien estaba enviando un mensaje. Como secuela infeliz de estos sucesos, Rep. Rouse, quien había estado apoyando a Edwards en su campaña para llamar la atención del Congreso con el tema OVNI, murió de un ataque al corazón parecido al poco tiempo. Los anales de la ufología están alarmantemente llenas de muertes de investigadores, de cánceres inusuales, ataques al corazón, suicidios cuestionables y todo tipo de sucesos extraños. ¿Acaso el ex secretario de Defensa James Forrestal realmente se suicidó como se pretende hacernos creer saltando por una ventana del hotel en las misma época que unos OVNIS se estrellaban en el desierto al suroeste del país? ¿Fue realmente la zambullida suicida del escritor de ufología Damon Runyon de un puente de Washington DC en 1988 un acto de su propia voluntad? ¿Qué le pasó realmente al Dr. B. Noel Opan que, en 1959, después de una supuesta visita de los MIB, desapareció, como lo hizo Edgar Jarrold, el ufólogo australiano, en 1960? ¿Cómo se explica la racha de ataques al corazón que afectó a tantos investigadores: Frank Edwards, Rep. Rouse, el escritor HT Wilkins , Henry E Kock, director de publicidad de la Universal Research Society of América , el escritor Frank Scully y el contactado George Adamski? ¿Cómo relacionamos con precisión el gran número de supuestos suicidios, entre ellos: el Rev. Della Larson, contactado , la escritora Gloria Lee ( Byrd), Marie Ford , la aficionada a los OVNIs que descubrió el cuerpo de Larson, el investigador Doug Hancock, y, más recientemente , el investigador Feron Hicks ? ¿Qué hacemos con el desmesurado número de muertes por cáncer que salpican el campo de los ovnis y ponen a prueba nuestra credulidad: el investigador canadiense Wilbert B. Smith, el investigador brasileño Dr. Olavo Fontes, los investigadores Jim y Coral Lorenzen, y la muerte de biólogo Ivan Sanderson y el fundador del CUFOS James A. Hynek, ambos de un cáncer cerebral poco común? Ciertamente, no todas estas personas, así como muchos otros investigadores menos prominentes, que las limitaciones de espacio no nos permiten mencionar, fueron marcados para ser eliminados. Muchos, quizá la mayoría, murieron de muerte natural. Pero muchos de los casos presentan dudas. Ahora sabemos lo fácil que es inducir accidentes cerebrovasculares y ataques al corazón a través de productos químicos, ondas pulsantes ​​y microbios. Hemos aprendido que el gobierno federal era (y sigue siendo) participe en la investigación de PSI- tech. La mente de un individuo es fácilmente manipulable, y puede ser sutilmente inducida hacia la desesperación y la locura. IvanSandersonEl fallecido Ivan T. Sanderson murió inesperadamente. Fue jefe de un importante grupo de investigación de fenómenos paranormales y del fenómeno OVNI. La Ufología no es un pasatiempo un mero hobby como seguramente a algunos les gustaría que fuera. Existe un peligro, el peligro real de meter la nariz en lugares donde los que mandan no quieren que se meta. Muchas de las muertes relacionadas con este asunto son altamente sospechosas. Algunas parecen ser descarados asesinatos. ¿Cuál es la causa, quién es el “malo de la película”? Una vez más, hay que subrayar que el "problema " es complejo. Las agencias de inteligencia sin escrúpulos, grupos negativos de extraterrestres, empresas PSI-tech que trabajan para sus propios fines, y los grupos reaccionarios encubiertos… todos parecen desempeñar, o haber desempeñado, un papel tanto en los acontecimientos más nefastos relacionados con los ovnis que se describen aquí como el de los posibles homicidios de investigadores de ovnis en los últimos decenios así como en otros más recientes. Parece muy probable que a veces una o más de estas agencias pueden estar trabajando conjuntamente, ya sea con o sin el conocimiento de la presencia de la otra. ¿Qué podemos hacer al respecto? Varias cosas. Podemos informarnos como buenos ciudadanos democráticos. Y podemos informar a los demás. Podemos y debemos poner nuestro grito en el cielo cuando se sospecha que existe juego sucio. Si queremos proteger nuestras vidas y las esperanzas democráticas que decimos que valoramos, entonces no debemos caminar, silenciosos e ignorantes, en la noche, fingiendo una inocencia que no hemos ganado.

ADDENDA

Dado que el artículo anterior fue escrito hace tiempo han habido otras muertes notables en este campo, entre ellos:

William Cooper

Autor del libro clásico: Behold a pale Horse y locutor de radio, muerto en extrañas circunstancias en un enfrentamiento con la policía. Esta fue la noticia: “Muerto a tiros. El locutor de la emisora de radio WBCQ, William “Bill” Cooper fue asesinado a tiros anoche durante un tiroteo con agentes de la policía. Según el detective Frank Valenzuela, del Departamento de Seguridad Pública de Arizona, el tiroteo tuvo lugar a las 23:40 en las inmediaciones de la casa de Cooper en el 96 de North Clearview Circle, Eager, Arizona. El detective Valenzuela dijo que los agentes del Departamento del Sheriff del Condado de Apache estaban tratando de ejecutar la orden de arresto contra el Sr. Cooper. La orden fue emitida por un juzgado de Round Valley en Springerville por una acusación de asalto con agravante de “arma mortal” y dos cargos por “puesta en peligro de personas”. La orden fue emitida el 29 de agosto de 2001 por un incidente que supuestamente tuvo lugar el 11 de julio de 2001. El número del expediente judicial es CR-01-0310. Ni Valenzuela ni la Oficina del Fiscal del Condado de Apache revelaron el nombre de la presunta víctima (s). Dicen que la denuncia fue firmada por el detective Paul Kirkum del departamento del Sheriff de Eager, Arizona. Según Valenzuela, la policía tuvo noticias de que Cooper tenía una gran cantidad de armas en su casa y, posiblemente, explosivos. Valenzuela también dijo que la policía sabía que en su programa de radio de la WBCQ, Cooper había declarado en repetidas ocasiones que “mataría a todo agente de orden público que trataran de llevárselo. Siendo así que el Departamento del Sheriff quería arrestar a Cooper lejos de su hogar, con el fin de minimizar la posibilidad de un conflicto armado. Según la policía, Cooper vivía en una colina con vistas a varias zonas sin edificar y otras casas más abajo. Pese a no ser el dueño de los terrenos por debajo de su casa, Cooper era conocido por perseguir a adolescentes y parejas de enamorados de la zona y la policía decidió utilizar esto para atraer a Cooper lejos de su casa. El detective Valenzuela dijo que dos agentes de paisano del Sheriff fueron enviados en una camioneta pick-up a la zona de debajo de la casa de Cooper. Había también dos agentes uniformados en la parte trasera del pick-up. Como esperaban, Cooper condujo a esa zona desde su casa e increpó a los dos agentes de paisano que salieran. Pero Cooper se fue hacia su casa antes de que los agentes de paisano pudieran hacer nada. Mientras que en el camino de vuelta a la colina, un coche patrulla, perfectamente identificado bloqueo la carretera frente a Cooper. Miembros uniformados del SWAT salieron de ese vehículo y dieron el alto a Cooper, ordenándole que mantuviera las manos donde pudieran verlas y que saliera del vehículo. Dicen que Cooper puso una mano fuera de la ventana y a continuación aceleró el coche contra la policía, tratando de atropellar a un sargento. La policía inició una breve persecución hasta la casa de Cooper. La policía dice que Cooper salió de su vehículo, sacó una pistola y comenzó a disparar contra los agentes, mientras corría hacia su casa. Un ayudante del sheriff fue alcanzado al menos una vez y, posiblemente dos en la cabeza. Otro agente devolvió el fuego, alcanzando a Cooper varias veces, El herido fue evacuado en helicóptero al hospital de Phoenix. Cooper fue declarado muerto en el lugar de los hechos por los paramédicos que estaban allí. De la lectura de este incidente, surgen varias preguntas: 1.- Cooper habría tenido que ver a los coches patrulla mientras bajaba por la colina. ¿Por qué entonces pudo hacer lo que hizo y sin verlos huyó? Además ¿Cómo pudo conducir a su alrededor una vez que salió de la carretera mientras Cooper iba camino de regreso a su casa? 2.- Si la policía pretendía un arresto pacifico ¿Por qué enviaron a un equipo SWAT?Behold a pale horse 3.- Si Cooper sacó un arma y disparó “mientras corría hacia su casa”, como dice la policía ¿Cómo iba a alcanzar a un agente una vez, posiblemente dos en la cabeza? Un tiro en la cabeza es algo difícil de conseguir con un arma en la mano, aún más dos disparos en la cabeza, mientras el tirador está corriendo. 4.- ¿Qué hacia un equipo de paramédicos en el lugar de los hechos si el sheriff pretendía que esto fuera una detención pacifica? Estas preguntas las hace The Hal Turner Show y se pregunta si Bill Cooper fue preparado (o su mente controlada) para ser abatido a tiros o simplemente fue un bocazas, víctima de una acción cuidadosamente planificada por la policía (Nota de la redacción de DC: Este incidente nunca fue explicado de forma completamente satisfactoria. Cooper era un locutor de radio, padre de una hija y hombre de firme fe cristiana, según se desprende de algunos de sus escritos. Un perfil que no encaja con el de un psicópata violento, obsesionado con las armas de fuego que el departamento de policía de Eager intenta trasladar a la opinión pública. Tal vez sea cierto que todos estamos expuestos a episodios de locura transitoria pero la cotidiana realidad nos muestra que esto no es algo tan habitual como las películas de Hollywood pretenden hacernos creer. Investigadores solventes consideran que la muerte de William Cooper presenta demasiadas preguntas sin respuesta y que sería razonable pensar que con ella se pretendió acallar la voz de un investigador que estaba siendo incomodo (y peligroso) para determinados estamentos)

Stanley Kubrick

Aunque no es un investigador de ovnis, me parece que Stanley Kubrick merece una mención aquí. Creo que Stanley Kubrick, que murió poco después del lanzamiento de su película Eyes Wide Shut fue asesinado mediante el empleo de avanzada tecnología. Creo que su película anterior 2001 una odisea del espacio indicó que estaba alineado con los poderes secretos fácticos. Por ejemplo, se mostraba "El Bloque Negro", que es adorado por la masonería y se encuentra en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Stanley-Kubrick Sin embargo, la gente cambia. No realizó ninguna película durante veinte años antes de que produjera Eyes Wide Shut. Esta película se mantuvo en secreto hasta su estreno. Incluso los críticos no la pudieron ver hasta el día de su lanzamiento. La mayoría de la gente no sabía qué hacer con ella. No es reconocida por lo que creo que era, es decir, un documental, del tipo de los rituales religiosos y los poderes que están involucrados. En la película Tom Cruise cuenta hacia el final algo así como "Si usted supiera quienes son estas personas usted no dormiría por las noches”. Creo que Kubrick al final se volvió hacia el lado bueno, y quería sacarle información a la gente. Creo que Kubrick murió a manos de la tecnología avanzada de las personas con las que una vez estuvo alineado. Aunque sobre el tema de "Eyes Wide Shut" me he preguntado si Tom Cruise y Nicole Kidman también fueron castigados por actuar en esta película, mediante la ruptura de su matrimonio. Después de todo, la película no habría sido ni de lejos tan famosa si no hubieran actuado en ella. El gobierno secreto tiene tecnología que puede transmitir a la gente para provocar la romper matrimonios. No soy el único que piensa esto. Lo he leído en otros lugares en la red: Estoy seguro que la mayoría de los lectores también se darán cuenta de que fue la película la que muchos consideran un catalizador para la ruptura matrimonial de Tom Cruise y Nicole Kidman. (Para más información acerca de "Eyes Wide Shut" ver http://www.ellisctaylor.com/eyeswideshut.html ) 

Dean Stonier

Dean fue el organizador y promotor del Global Sciences Congres, que durante años acogió a muchos investigadores de nivel incluyendo a Phil Schneider y a Al Bielek, el único superviviente del Experimento Filadelfia. Dean murió de un ataque al corazón en agosto de 2001, apenas unos meses después del Global Sciences Congres de Denver.

Jim Keith

Jim Keith murió en 1999. Autor de numerosos libros, entre ellos Mind Control, World Control. Jim murió en el hospital durante una intervención quirúrgica para reparar una fractura en la pierna que se hizo mientras asistía al tristemente célebre Festival Burning Man en Nevada. Al parecer, un coágulo de sangre se liberó durante la intervención y llegó al corazón causándole un edema pulmonar. Las muertes repentinas y sospechosas de 11 de los principales microbiólogos del mundo: Quiénes eran: 12/11/2001 Benito Que, se dijo que fue golpeado en un estacionamiento de Miami y murió posteriormente. 16/11/2001 Don C. Wiley desapareció. Fue encontrado el 20 de diciembre. Los investigadores dijeron que sufrió un mareo en un puente de Memphis y murió al caer al rio. 21/11/2001 Vladimir Pasechnik, ex microbiólogo ruso de alto nivel que desertó en 1989 al Reino Unido y que, al parecer, murió de un derrame cerebral. 10/12/2001 Robert M. Schwartz murió apuñalado en Leesberg, Virginia Fueron detenidos tres satanistas. 14/12/2001 Nguyen Van Set murió en un compartimento estanco lleno de nitrógeno en su laboratorio en Geelong, Australia. 09/02/2002 Victor Korshunov apareció con un golpe en la cabeza cerca de su casa en Moscú. 14/02/2002 Ian Langford fue encontrado parcialmente desnudo y metido debajo de una silla en Norwich, Inglaterra. 28/02/2002 Residente en San Francisco, Tanya Holzmayer fue asesinada por un colega microbiólogo, Guyang Huang, quien le disparó mientras le traía una pizza y luego aparentemente se suicidó. 24/03/2002 David Wynn-Williams murió en un accidente de tráfico cerca de su casa en Cambridge, Inglaterra. 25/03/2002 Steven Mostow del Health Sciences Centre de Colorado, asesinado en un avión en el que volaba hacia Denver.

Ron Bonds

Ron Bonds vendía conspiraciones. The Atlantan publicó libros sobre misterios sin resolver y fenómenos inexplicables, desde el asesinato de Kennedy a los inquietantes helicópteros negros del Nuevo Orden Mundial. En la subcultura de lo paranormal, su reputación era tal que los guionistas de The X-Files le llamaban para que les diese ideas. En abril de 2001, quince horas después de haber comido en un restaurante mexicano en Atlanta, después de una noche angustiosa de vómitos, Bonds fue trasladado en ambulancia desde su domicilio hasta el Grady Memorial Hospital, donde falleció. Durante la autopsia, el médico forense encontró grandes cantidades de sangre en los intestinos, por lo que envió una muestra de heces al Laboratorio de Salud Pública de Georgia en Decatur. El laboratorio descubrió altos niveles de Clostridium perfringens tipo A, una bacteria que a menudo se halla en pequeñas cantidades en la carne de vacuno y de aves de corral. Cuando se presenta en grandes cantidades -por encima de 100.000 organismos por gramo se considera inseguro – puede liberar toxinas que causan diarrea, vómitos y, en raras ocasiones, hemorragias. Según estimaciones del CDC se dan del orden de los 250 000 casos de intoxicaciones al año, sólo siete de las cuales con resultado de muerte. Cuatro días después de que Bonds comiese allí, los epidemiólogos inspeccionaron el restaurante para recoger muestras de alimentos de la cocina. Cuando la bacteria citada se convierte en peligrosa para la salud, se debe a que la carne ha sido cocinada a una temperatura demasiado baja. El laboratorio encontró 6 millones de organismos por gramo – 60 veces por encima el umbral de seguridad. Una pregunta obvia es: ¿Por qué no enfermaron otras personas? 

Philip K. Dick. (Esta noticia me llegó a través de un lector)

Philip K. Dick , escritor de libros de ciencia ficción y autor de Blade Runner y Minority Report. Durante varios años había sido contactado. Murió de un derrame cerebral en extrañas circunstancias el 2 de marzo de. Estaba escribiendo un libro de no ficción acerca de sus experiencias con el contacto extraterrestre. Nunca se publicó, y el manuscrito ha desaparecido. Palabras finales de editor Stephanie Relfe: Desde el campo de la investigación de los OVNIs y de las actividades secretas del gobierno parece tener un montón de peligro que se le atribuye, es muy recomendable que las personas involucradas en este sólo lo hacen cuando se sienten guiados a hacerlo por Dios y su la intuición y el yo superior, no porque sea emocionante o rentable, o porque "el mundo necesita". Si haces lo que Dios quiere que hagas, yo creo que le dará protección. Juana de Arco se le dio protección y el éxito en las primeras etapas, cuando Dios le hablaba. Pero después ella continuó por sus propios medios, sin darse cuenta de que Dios no le dijo que hacer más de lo que originalmente le pidió que hacer, y ella pagó el precio. G. Cope Schellhorn Publicado por vez primera en UFO Universe Magazine, otoño 1997 Fuente: http://www.jeffpolachek.com/kt-related-articles/129-is-someone-killing-our-ufo-researchers

Fuente: Dogma Cero