viernes, 15 de enero de 2016

Porqué Cristina nombró a Milani según R.U.S.


Porque tras el asesinato del agente de inteligencia de su gobierno, conocido como El Lauchón, por parte de la policía bonaerense, en el medio de la disputa por el control del narcotráfico, el gobierno nacional quedó a la vista. Y la SIDE, que es el partido político de la presidente, empezó entonces a filtrar escuchas sobre los delincuentes que integran el gobierno, la escucha más reciente es la del barrabrava hermano de la ministra de seguridad. Cuando Bergoglio asumió como Susanti Pancho (usa el nombre artístico de Papa Francisco) la dictadura vaticana encontró en el combate al narcotráfico la coartada para que, por ejemplo el gobierno argentino, ponga guita en la dictadura europea, a cambio del silencio sobre estas cosas. El tema es que la presidente necesita de teléfonos pinchados a opositores, periodistas y sindicatos, algo que está terminantemente prohibido, pero es sabido que a la presidente esas cositas ni le van ni le vienen. La SIDE y la Federal, que hacían esa tarea ilegal en una edificio del barrio de Palermo en Bs As, ya no son confiables. A Gendarmería ya los descubrieron haciendo inteligencia en movimientos sociales. La única posibilidad que tenía Cristina era el Ejército (ok, estaba la posibilidad de cumplir la ley, pero no se le ocurrió) y el Jefe de Inteligencia, además de ladrón, es extorsionable por los delitos imprescriptibles que cometió durante la dictadura. Para el ajuste vía inflación contra los trabajadores y la devaluación simultánea, cuyos efectos sociales se vivieron en diciembre, en el marco de una economía que tendió, con marchas y pequeños retrocesos, a la extranjerización y la valorización financiera y primaria durante las últimas cuatro décadas, un genocida es lo que Cristina necesita. ¿Y la secta que la aplaudía porque creía que ella combatió la dictadura? Nunca lo creyeron, no sabían qué mierda había hecho, hasta que este año lo contó en el programa de Jorge Rial: se quedaba con las casas de la joda financiera de la dictadura. Uno de esos, o algunos, o no se sabe, pero alguien le puso una bomba en el estudio jurídico que compartía con su marido, el ex presidente Néstor Kirchner. Ella no dijo quién y El Farandunauta tampoco se lo preguntó. Y, de última, esos jóvenes de 50 años ya están viejos para buscarse un trabajo. Y además no hay trabajo. Y si conseguís te pagan unos salarios de mierda y en negro. Más quedarse a aplaudireste gran momento que vive la Argentina con crecimiento del empleo, inclusión social, récord de consumo, récord de riqueza, récord de alegría, espíritu navideño y verdadera y profunda admiración y orgullo de ser una potencia que integra el G-20 Bueno, me voy a armar el arbolito. Pinto color soplillo las granadas y me las cuelgo del camuflaje.

Fuente: blog República Unida de la Soja de Lucas Carrasco