lunes, 7 de septiembre de 2015

Mujeres ferroviarias reclaman poder ser conductoras de tren


Un grupo de trabajadoras de la Línea Sarmiento piden que las mujeres estén habilitadas para ser maquinistas, uno de los mejores puestos en el escalafón laboral de los ferroviarios reservado exclusivamente por hombres. “Queremos el mismo derecho no el privilegio”, señala la delegada Mónica Schlotthauer. Desde su estatización, la Línea Sarmiento es administrada por la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse). “El Estado debe cumplir con la legislación que garantiza los derechos laborales igualitarios entre trabajadoras y trabajadores”, apuntó Schlotthauer. En diálogo con Radio Provincia la trabajadora detalló que “las primeras mujeres se incorporaron al ferrocarril en 2005, sólo en el sector de limpieza, y cobraban la mitad del sueldo de sus compañeros porque estaban tercerizadas”. De todos modos, Schlotthauer destacó que desde que se apartó la gestión privada del Grupo Cirigliano “se avanzó mucho”, ya que actualmente “hay banderilleras, guardas, administrativas, operadoras de estación y boleteras”, categorías que antes estaban vedadas para las mujeres. “El 8 de marzo nos propusimos lograr llegar mujeres maquinistas, uno de los puestos mejor remunerados y muy lindo”, agregó. Aunque la gerencia de la empresa y La Fraternidad aseguran estar de acuerdo con la incorporación de mujeres maquinistas, la delegada del sector de limpieza asegura que el gremio “pone reparos basados en prejuicios”. El punto central pasa por los arrollamientos. Desde el sindicato aseguran que el impacto psicológico de presenciar un accidente sería mayor para una mujer. “Nuestras compañeras banderilleras y guardas ya ven esos accidentes y si pueden soportarlo. Estudios científicos muestran que no hay diferencias para el trastorno postraumáticos entre mujeres y hombres”, explicó la trabajadora. “No queremos privilegios, diagramas especiales y eso lo demuestran las compañeras trabajando con sol, calor. Queremos el mismo derecho no el privilegio”, concluyó Schlotthauer.

Fuente: Info Blanco Sobre Negro