jueves, 18 de junio de 2015

Los misterios del cerebro: ¿cómo reponerse ante la adversidad?


La resiliencia es la capacidad de una persona para adaptarse con éxito al estrés, al trauma o a la adversidad. El funcionamiento adaptativo de los circuitos cerebrales respecto del miedo, la recompensa, la regulación emocional y el comportamiento social serían la base de la capacidad para enfrentar temores y replantear acontecimientos estresantes. El prestigioso neurólogo y neurocientífico argentino Facundo Manes, creador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y del Instituto de Neurociencias de la Universidad Favaloro interviene con "Cerebros en red" para ahondar desde su campo en el cerebro resiliente. "Sabemos que un estrés muy severo en la infancia se correlaciona con algún tipo de psicopatología en la edad adulta. Por el contrario, un estrés tolerable en la infancia activaría centros de recompensa de motivación, centros emocionales, que actuarían como protectores frente a la adversidad en la edad adulta", asegura el experto. Para ejemplificar, Manes explica que en el año 1989, científicos de Londres estudiaron a chicos que estuvieron en orfanatos durante la dictadura en Rumania. Esos chicos tenían una deprivación emocional, nutricional y afectiva muy importante. "Estos chicos afortunadamente fueron adoptados por familias en diferentes países. Se estudió la evolución de estos chicos y se comprobó que muchos recuperaron habilidades emocionales y afectivas muy importantes. Un aspecto relevante del estudio de la resiliencia es la revaluación. Significa reexaminar el significado de una respuesta negativa para reducir el impacto negativo emocional". Esto significa cambiar la manera en que pensamos, para cambiar la manera en que sentimos. (Nota completa con vídeo)

Fuente: Infobae