miércoles, 8 de octubre de 2008

Hay muy pocos periodistas que escriban bien

Gus­ta­vo Vit­to­ri, del dia­rio El Li­to­ral de San­ta Fe, fue pre­si­den­te de Ade­pa en el pe­río­do 2006-2007 y par­ti­ci­pa en Río Cuar­to co­mo ac­tual in­te­gran­te de la Jun­ta de Di­rec­to­res de la en­ti­dad. En una en­tre­vis­ta con PUN­TAL ha­bló so­bre el de­sa­fío de los dia­rios en la era di­gi­tal y la di­fi­cul­tad que tie­nen pa­ra con­se­guir un buen ni­vel de es­cri­tu­ra.
-¿La cri­sis eco­nó­mi­ca de 2001 de­jó me­nos lec­to­res de dia­rios?

-Des­de el pun­to de vis­ta del mer­ca­do de lec­to­res to­dos los dia­rios han su­fri­do pér­di­das o ame­se­ta­mien­to. Los más chi­cos, con pro­ble­ma de es­ca­la, no han po­di­do re­ha­cer con ese ni­vel de mer­ca­do el ca­pi­tal que per­die­ron du­ran­te la cri­sis. Hay una dis­per­sión de la rea­li­dad eco­nó­mi­ca de los me­dios que in­flu­ye en sus ni­ve­les de in­de­pen­den­cia. Cuan­to más chi­cos son, más de­pen­den de la pau­ta ofi­cial.

-¿La re­cu­pe­ra­ción de la ven­ta y la pu­bli­ci­dad fue si­mi­lar?

La re­cu­pe­ra­ción de la pu­bli­ci­dad fue ma­yor que la de ven­ta, en to­dos los ca­sos. Ade­más, el va­lor de la pu­bli­ci­dad fue acom­pa­ñan­do la evo­lu­ción del ín­di­ce ge­ne­ral de pre­cios, en­ton­ces los in­gre­sos por pu­bli­ci­dad pa­sa­ron a ser de­ter­mi­nan­tes en la es­truc­tu­ra de in­gre­sos de cual­quier me­dio. En cam­bio con el pre­cio de ta­pa no se dio lo mis­mo por­que los lec­to­res no pue­den pa­gar una ac­tua­li­za­ción al rit­mo de los otros pre­cios co­mer­cia­les.

-¿Esa caí­da de lec­to­res, tam­bién tra­jo pér­di­da de ca­li­dad?

-En es­to hay una cues­tión pa­ra­dó­ji­ca. El tre­men­do cam­bio que se pro­du­jo a ni­vel so­cial im­pul­só más allá de los pro­ble­mas de la cri­sis, una re­vi­sión pro­fun­da de lo que los dia­rios es­tán ha­cien­do, y un én­fa­sis muy fuer­te en el me­jo­ra­mien­to de los con­te­ni­dos. Los dia­rios es­tán en una agi­ta­da re­con­ver­sión pa­ra man­te­ner la sin­to­nía con la so­cie­dad. Si no se acom­pa­ña ese cam­bio, los dia­rios se ven en pro­ble­mas. Y an­te la mul­ti­pli­ca­ción de los ca­na­les de co­mu­ni­ca­ción, los dia­rios tie­ne que ha­cer al­go dis­tin­to a lo que ve­nían ha­cien­do. Si eran in­for­ma­ti­vos, hoy tie­nen que po­ner én­fa­sis en la pro­duc­ción pe­rio­dís­ti­ca, en el aná­li­sis, en la en­tre­vis­ta, en los jue­gos de an­ti­ci­pa­ción, en el buen tra­ba­jo de la in­fo­gra­fía. Ele­men­tos que an­tes eran la ce­re­za del pos­tre y aho­ra la ce­re­za no al­can­za, y to­do el dia­rio tie­ne que ser un pla­to fuer­te que des­pier­te el ape­ti­to del lec­tor. En­ton­ces, ade­más de las di­fi­cul­ta­des es­tá es­te bru­tal de­sa­fío de mo­der­ni­za­ción de con­te­ni­dos al que los dia­rios tra­tan de dar res­pues­tas.

-¿Qué pa­sa con el re­cur­so hu­ma­no? ¿Es fá­cil de con­se­guir?

-No, no. Es ca­da vez más di­fí­cil. Por­que el pe­rio­dis­mo es­cri­to re­cla­ma al­go fun­da­men­tal: gen­te que se­pa es­cri­bir bien y que se­pa ge­ne­rar una pro­sa con bue­nas ten­sio­nes, y que des­pier­te la aten­ción y has­ta la sor­pre­sa del lec­tor, pa­ra que lle­gue has­ta la úl­ti­ma lí­nea del tex­to. Es un ar­te. El pe­rio­dis­mo exi­ge un 50% de téc­ni­ca y un 50% de ar­te. Hay que apren­der la téc­ni­ca, pe­ro la di­fe­ren­cia en­tre dos pe­rio­dis­tas que sa­ben co­mu­ni­car es­tá en el ar­te de ha­cer­lo. De­be­mos apun­tar a ge­ne­rar tex­tos atrac­ti­vos, se­ve­ros, ve­ra­ces y que ade­más sean sa­bro­sos.

-¿El boom de las ca­rre­ras de co­mu­ni­ca­ción apor­tó a es­to?

-Eso es de­si­gual. En ri­gor, la gran sa­li­da la­bo­ral de ese ti­po de for­ma­ción se fue a las em­pre­sas. Más que a re­dac­cio­nes, van a los de­par­ta­men­tos de co­mu­ni­ca­ción de las em­pre­sas mo­der­nas que ne­ce­si­tan co­mu­ni­car bien. Hay una ne­ce­si­dad de co­mu­ni­car por­que los erro­res en es­to son muy gra­ves. En de­fi­ni­ti­va, los bue­nos tex­tos son ca­da vez más es­ca­sos.

3 comentarios:

Falsa Lesbiana, Tortillera Resentida dijo...

gracias a vos entonces tambien te digo
y bueno comenzando nuevos talleres

pamquibec dijo...

hey! gracias por leerme... un placer llegar hasta tu blog.

¿Sabés? no creo que haya pocos periodistas que escriban bien, creo que la realidad es que no hay buenos periodistas.

... está bien, sin fatalismos, los hay en racimos.

También hay grandes escritores en las calles pidiendo oportunidades en editoriales, pero la falta de un apellido impresionante, contactos y amigos al interior de televisoras y radiodifusoras nos dejan con carencias escritas, carencias auditivas... carencias periodísicas...

El hada del Sur dijo...

Considero que si hay buenos periodistas que escriban bien. Habra como en todo personas capaceas de expresar buenas ideas pero también va a depender de las oportunidades que se tercie y el tipo de periodismos que utilice. Creo que hay gente capaces de expresar buenas ideas pero que por falta de oportunidades o bien por decisiones no lo hacen. Un saludo desde Malaga. El hada del sur